CALASPARRA, 4ª DE FERIA: IMPACTA MARCOS LINARES, GUSTA JORGE MOLINA Y PUERTA GRANDE PARA «NIÑO DE LAS MONJAS»

Levantó la feria la terna de novilleros y los novillos navarros de “El Pincha”, en el cuarto capítulo del ciclo del “Arroz de Calasparra”.

Hacía años que no se sentía un momento taurino tan álgido en Calasparra como el vivido en la tarde de hoy con Marcos Linares. Y es que estuvo sencillamente sensacional, sublime, ante el tercero de la tarde. Desde el recibo capotero a la verónica, pasando por unas chicuelinas al paso para adormecer la embestida del animal ante el caballo. Saludaron a continuación los banderilleros Joselito Rus y Pascual Mellinas. Con la muleta, la faena fue de menos a más, destacando los momentos vividos al natural. Y es que no todos los días, ni todos los años, se ve torear con la mano de los billetes como lo hizo este joven novillero jienense. Impactó a la afición de Calasparra. Series rotundas todas, cada una mejor que la anterior, siendo “cum laude” la ejecutada a pies juntos antes de tirarse a matar. Cuando tenía, si no el rabo, las dos orejas con mucha fuerza, dejó una estocada atravesada que necesitó del descabello. Y ahí se atascó y se esfumó el premio, pero no la obra, que quedará en la retina de quienes la vivimos por mucho tiempo. El novillo tuvo clase y la enorme virtud de embestir al ralentí, fue premiado con la vuelta al ruedo, gracias a la pureza del toreo de su matador, que agigantó sus virtudes, y a la generosidad del palco presidencial.

Cuando Linares salió a por el sexto se hizo el silencio. La expectación era máxima, todavía recordando los momentos vividos en el novillo anterior. El animal tuvo peor condición en los primeros tercios. Brindó a Pascual Mellinas. Cuando parecía que no iba a haber material, muleta en mano, Linares fue poco a poco construyendo la faena. A base de estar en el sitio que mandan los cánones, en ese lugar en el que el corazón late a toda velocidad y hasta el más malo de los novillos embiste, sacó partido de el de “El Pincha”.  Otra vez la espada falló. La entendida afición calasparreña no quiso que se marchase de vacío y le pidió una merecida oreja como reconocimiento a sus faenas.

El novillero valenciano “Niño de las Monjas” se ha convertido en el primero en abrir la puerta grande de la feria. Sabor añejo tuvo el recibo de capote a su primer novillo. Con la muleta, ejecutó una primera tanda, doblándose con el novillo, para el recuerdo. Tras varias series limpias por el pitón derecho, bajó el ritmo de la faena al echarse la muleta la izquierda, pero subió el ajuste. Mató de estocada baja y dos descabellos. 1 oreja.

Se arrancó con bravura al caballo del picador por dos veces el segundo del lote del “Niño de las Monjas”. El novillo tuvo codicia y movilidad, echándose en falta una apuesta superior del matador para reventar la feria. Eso sí, tiró sin puntilla al novillo con el estoque, siendo premiado con otra oreja que le abría la puerta grande.

No tuvo mucha fuerza el novillo que abrió la tarde, al que midió en el recibo y ante el caballo Jorge Molina. Se lució en banderillas Ignacio Martín, antes de que el toledano cogiese la franela. Puso la transmisión el novillero que le faltó a su antagonista. A base de torear erguido y cruzado, dejó buenos pasajes al natural. Una estocada atravesada que requirió de varios descabellos se llevaron la oreja.

No fue fácil para Molina salir a por el cuarto, con la afición todavía impactada por lo visto en el capítulo anterior. Poco a poco lo consiguió, hilvanando la faena por ambos pitones, destacando la claridad de ideas para improvisar y para dominar la situación. Cuando acortó distancias, ya que el novillo no daba para más, se entregó con verdad, sin reservas, se metió entre los pitones con valentía. Gustó Molina y los aceros se llevaron el triunfo.

FICHA DEL FESTEJO

Calasparra (Murcia). Novillada con picadores. 4ª de la feria taurina del “Arroz de Calasparra”. Entrada: Dos tercios. Novillos de “El Pincha”, nobles. El tercero, de nombre “Oloroso”, número 88, nacido en abril de 2019, negro mulato, premiado con la vuelta al ruedo. Segundo y quinto aplaudidos. Silenciados los demás, saliendo el mayoral a hombros. Para:

Jorge Molina, ovación y ovación.

Niño de las Monjas, 1 oreja y 1 oreja

Marcos Linares, vuelta al ruedo y 1 oreja.

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas Fotos: José Manuel García “Raspa”

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: