LA ASOCIACIÓN TAURINA «EL QUITE» DE CALASPARRA RETOMA SUS TERTULIAS TAURINAS: «VAMOS A EXIGIR LA VUELTA DE LOS FESTEJOS TAURINOS. EN 2022 NO SE PUEDE VOLVER A FALLAR»

La Casa de la Cultura de Calasparra acogió en la tarde noche de ayer sábado 20 de noviembre una interesante tertulia taurina protagonizada por los ganaderos Guillermo López Martínez, de la ganadería del Conde de la Corte, y Selva Martínez, de la vacada de El Rellano.

Selva sustituyó al ganadero de Los Maños, José Luis Marcuello Juste, que no pudo asistir a la cita calasparreña por el reciente fallecimiento de su madre.

En el acto, organizado con mimo por la Asociación Taurina “El Quite”, los ganaderos dieron a conocer su filosofía en cuanto a la alquimia de la bravura. La ganadería del Conde de la Corte busca volver a tener el buen nombre de antaño, cuando era uno de los hierros más demandados por la figuras. Mientras, la ganadería de “El Rellano” busca poco a poco abrirse camino, siempre desde la ilusión y el respeto a los aficionados.

Ambos ganaderos versaron sobre la gran problemática que la pandemia ha puesto al campo bravo. Y es que multitud de festejos taurinos y populares han desaparecido, haciendo inviable económicamente hablando mantener las cabezas de ganado. La ilusión que tienen en sus proyectos es lo que produce el milagro para que no tiren la toalla.

La tertulia fue moderada por Alejandro Martínez, critico taurino del diario El País.

Al finalizar el acto, el presidente de la Asociación Taurina “El Quite”, comentó varios aspectos sobre la vuelta de los festejos taurinos a Calasparra en la temporada del 2022.

Juan Carlos Marín afirmó que “el Ayuntamiento de Calasparra está elaborando en estos momentos un pliego de condiciones para que las empresas que quieran organizar los festejos taurinos el próximo año puedan presentarse”.

En cuanto a la programación, el mando de la asociación taurina “El Quite” relató: “En la última reunión que tuvimos en la mesa de trabajo quedamos en que la feria iría más allá de las novilladas del 3 al 8 de septiembre. También se recuperaría la corrida de toros del día de los Santos el 30 de Julio, así como la novillada de la Espiga de Plata”.

Marín añadió: “Todos sabemos la problemática que hay entre el Ayuntamiento y la propiedad privada de la plaza de toros. En el pliego que se va a publicar no está fijado si la celebración de los festejos será en la plaza de obra o en una portátil. Las negociaciones están abiertas y no se sabe”.

Para terminar Juan Carlos dejó claro que su asociación no va a parar de exigir la vuelta de los festejos en año que viene: “En 2020 estaba justificado, pero este año se podrían haber dado toros en Calasparra perfectamente. Por numerosos problemas no se han hecho, pero el año que viene no se puede fallar. Me consta que desde el Ayuntamiento están haciendo un esfuerzo para llegar a un acuerdo. El pliego está siendo estudiando y si no falla nada se publicará pronto para que a principios de año se sepa la empresa que va a organizar los festejos de la temporada 2022”.

Fran Pérez @frantrapiotoros