“RAFAELILLO” ARRANCA UNA OREJA A LOS TALIBANES MIURAS DE LA MAGALLÁNICA DE SANLÚCAR

Rafael Rubio “Rafaelillo”, Octavio Chacón y Cristóbal Reyes, que tomaba la alternativa, trenzaron el paseíllo este sábado 21 de agosto en la plaza de toros de El Pino de Sanlúcar de Barrameda para la corrida de carácter magallánico que, un año más, llevaba el hierro de Miura.

La coqueta plaza de toros gaditana se engalanó para la ocasión con una magnifica alfombra compuesta por más de 25.000 kilos de sal. Tras finalizar el paseíllo sonó con fuerza el himno de España, cosa que causó el delirio de los espectadores que dedicaron varios vivas a nuestro país.

“Itinerante” se llamaba el primero de Miura, un animal de marzo de 2016, cárdeno oscuro al que el toricantano Cristóbal Reyes saludó con varias verónicas de limpio trazo. Animal correoso, que no paró en ningún momento ni en el tercio de varas ni posteriormente en las banderillas ni tampoco en el momento de la ceremonia. Emotivo brindis de Reyes, que dejó una muy buena serie con la mano derecha en el inicio muleteril, conectando pro la limpieza de sus muletazos, que fueron de toque seco y firme para atraer la atención del de Miura. Fue buscándole el pitón contrario, dejando series más cortas de forma inteligente en el final de obra. Pinchó en el primer encuentro, a pesar de que se tiró a matar de verdad, y también en los sucesivos, lo que evitó el premio. Ovación para el torero.

“Zamarrito”, número 11, era el segundo de la corrida, animal de imponente estampa al que domeñó abriéndose hacia fuera Rafaelillo. Hasta en tres ocasiones entró al caballo el animal, con el que tuvo que tirar de garra ante un atado que en más de una ocasión pudo llevarlo al hule, porque sorprendía cuando menos se lo esperaba. Toque firme y entrega del murciano fueron los ingredientes para intentar que su obra llegase arriba. Se le puso complicado para entrar a matar, pero lo hizo Rubio con dignidad.

“Loreno”, de marzo de 2016, de 630 kilos y que se ensañó con las tablas de salida fue el tercero, primero del lote de Octavio Chacón. Y lo saludó de un enorme recibo, acompasando los brazos y llegando con mucha fuerza arriba por su buena ejecución del toreo a la verónica.  Buen puyazo y en el sitio de Santiago Pérez y sublime el quite por delantales de Chacón al animal, con una increíble limpieza. Otro gran puyazo segundo se llevó el animal, con el tendido puesto en pie para ovacionar a Pérez. Y en faena destacó la limpieza y las buenas formas de Chacón; la lástima fue que se le puso muy complicado el toro para entrar a matar y con eso perdió un posible doble premio casi asegurado. Clamorosa vuelta al ruedo.

Una oreja paseó Rafaelillo del cuarto, con el que estuvo hecho un león. Fue un animal complicadísimo, que le hizo sacar agallas ante el peligroso y serio astado. Le sacó tandas con mucha firmeza, en la que no pudo hacer el toreo bello mas sí poderoso, de domeñar el tranco salvaje del de Zahariche. Ello, junto con la enorme y valerosa estocada con la que lo pasaportó, le valieron una oreja de peso.

De nuevo limpieza mostró de capote Octavio Chacón para saludar a otro serísimo y pesado sexto, que también dio juego en varas y con el que fue ovacionada la cuadrilla del gaditano ante un peligroso animal en el tercio de banderillas. A su apoderado y al empresario Carmelo García, compañeros de cuadrilla durante muchos años en las filas de Jesulín, fue el brindis del diestro. Y no tuvo un pase el toro: arrolló a Chacón, sacó sentido y fue una prenda en toda regla. Lo mató de un estoconazo y paseó una oreja de peso.

Muy buena fue la vara de Adrián Navarrete al sexto, segundo del lote del toricantano. Destacaron también los hombres de plata en banderillas. Animal aparentemente noble en la muleta, pero que tuvo complicaciones, al que no se le podía perder la cara y que fue tomando sentido conforme avanzó la obra, sobre todo dando un incómodo cabeceo. Y el percance llegó a la hora de entrar a matar, que lo hizo sin muleta, y el toro lo prendió de forma feísima, cogiéndolo como un trapo. Rápidamente fue conducido por sus compañeros a la enfermería. Estoqueó al toro Rafaelillo.

FICHA:

Plaza de toros de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Corrida de toros magallánica. Sábado 21 de agosto de 2021.

Toros de Miura.

Rafael Rubio “Rafaelillo”: ovación con saludos y Oreja.

Octavio Chacón: Oreja y Oreja.

Cristóbal Reyes, que tomaba la alternativa: ovación y herido.

Entrada: Lleno en el aforo permitido, 50%.

@elmuletazo