JORGE MARTÍNEZ PIERDE EN AZPEITIA UN TRIUNFO GRANDE POR EL MAL USO DE LOS ACEROS

Se inició este sábado 21 de agosto en Azpeitia el Circuito de Novilladas del Norte de la Fundación del Toro de Lidia con un encierro terciado de Zalduendo al que se enfrentaron los novilleros Diego San Román, Jorge Martínez y Sergio Rodríguez ante un público deseoso de toros que llenó el aforo permitido de la plaza de toros guipuzcoana.

Abrió el festejo un manso animal que saltó al callejón provocando el pánico de los asistentes. Una vez pasado el susto, el utrero no ofreció posibilidades para el triunfo, frenándose en cada cite que le ofrecía Diego San Román. El hidrocálido tiró de valentía y quiso poner la sal a la sosería de un novillo que acabó rajado. Bajo la división de opiniones del respetable, el novillero lo dio todo para revertir la situación y buscar la unanimidad en el triunfo. Mató de estocada caída y saludó una ovación.

Jorge Martínez recibió al segundo novillo de Zalduendo por verónicas. En el casi inexistente tercio de varas armó un quite por gaoneras con gusto. Antonio Cama y Magaña saludaron en banderillas tras un vibrante tercio. El murciano abrió la faena por estatuarios de corte puro y clásico. En los medios hilvanó una gran serie de derechazos sublime y otra pura y con gran expresión por el pitón izquierdo. Siempre a más, dando la sensación de un torero hecho, Martínez se la jugó. En un despiste el animal hizo por él dándole una soberana voltereta en la que cayó de muy fea manera sobre el cuello. Tras reponerse, se fue a por la espada perdiendo trofeos por el mal manejo de la misma. Saludó una ovación y el novillo fue fuertemente ovacionado en el arrastre.

Sergio Rodríguez saludó al tercero por verónicas alternadas con chiquilinas y rematadas con una larga de rodillas. Tras una lidia sin mucho contenido. Sergio comenzó la faena de muleta de rodillas en los medios. El de Zalduendo, codicioso pero tirando la cara arriba en cada muletazo, no fue fácil. Sergio tiró de templada, encajó los riñones y sacó una gran faena de puro pundonor y saber estar en la cara del novillo. Como epílogo dejó una gran serie de manoletinas. El mal uso de la espada le privó de poder cortar trofeos.

San Román recibió por verónicas a los medios al cuarto, un animal paupérrimo de presencia. Quitó por chiquilinas para después dejar una faena de muleta en la que demostró sus ganas de triunfar. Exprimió las dulces embestidas del de Zalduendo para después llegar al respetable con pases de rodillas y muletazos con garra. Mató de una buena estocada. Paseó una oreja tras aviso.

Jorge Martínez recibió al quinto por verónicas para después quitar por ceñidas chicuelinas. En la faena de muleta salió el mejor Jorge. Lo llevó a los medios con la rodilla flexionada y empezó el trasteo por abajo. Se gustó desde el principio, ejecutando excelentes series de naturales como rotundos derechazos. Templó de verdad y cuajó una faena excepcional. Rotunda de cabo a rabo. Cumbre. Pinchó y dejó seguidamente una estocada contraria que necesitó un golpe de verduguillo. Las orejas se esfumaron y se tuvo que conformar dando una vuelta al ruedo.

Cerró el festejo Sergio Rodríguez ejecutando una faena muy meritoria a un noble animal de Zalduendo. Siempre bien colocado, sacó muletazos buenos por ambos pitones. La espada volvió a fallarle y escuchó una ovación.

Ficha:

Plaza de toros de Azpeitia (Guipúzcoa). Sábado 21 de Agosto. Primera Novillada del Circuito del Norte de la Fundación del Toro de Lidia.

Novillos de Zalduendo.

Diego San Román: Ovación tras leve petición y Oreja tras aviso.

Jorge Martínez: Ovación con saludos y Vuelta al ruedo.

Sergio Rodríguez: Ovación tras aviso y Ovación con saludos.

Lleno dentro del aforo permitido colgando el cartel de “no hay billetes”.

@elmuletazo