ADMITIDA A TRÁMITE LA QUERELLA POR SUPUESTA PREVARICACIÓN Y MALVERSACIÓN DE CAUDALES PÚBLICOS EN LA ADJUDICACIÓN DE LOS FESTEJOS TAURINOS DE CALASPARRA

El Juzgado de Instrucción número 3 de Caravaca de la Cruz, ha admitido a trámite la querella presentada por dos concejales de Calasparra contra el exalcalde y actual delegado del Gobierno en la Región de Murcia, José Vélez, por los presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos por favorecer, supuestamente, a la empresa organizadora de los festejos taurinos de la localidad, Chipé Producciones, cuyo gerente es Pedro Chicote.

Según informa la Agencia EFE, a través de un auto, el juzgado declara como querellados, solo por el delito de prevaricación, además de a Vélez, a los ediles Jordi Arce y Antonio José Merino, junto con el empresario taurino Pedro Pérez “Chicote”, y reclama al ayuntamiento los expedientes completos de pago por los encierros y festejos taurinos y los contratos suscritos con este último.

Según informamos a nuestros lectores el pasado día 17 de marzo en la noticia adjunta: (https://elmuletazo.com/2021/03/17/presentada-una-querella-por-supuesta-prevaricacion-y-malversacion-de-caudales-publicos-en-la-adjudicacion-de-los-festejos-taurinos-de-calasparra/) los promotores de la querella son los concejales del ayuntamiento calasparreño Carlos Alajarín, de Ciudadanos, y Alonso Torrente, de Calasparra Viva, que consideran que los querellados, en los años 2017 a 2019, cuando formaban parte de la corporación local, llevaron a cabo actividades presuntamente irregulares relacionadas con la organización de los espectáculos taurinos de ese municipio, en especial, con la Feria de Novilladas “Espiga de Oro”, reconocida en el orbe taurino como una de las referencias mundiales de las ferias de novilladas.

Consideran los mismos querellantes  que el consistorio asumió el pago de facturas que no le correspondían, lo que habría supuesto un beneficio para el empresario, y que no se cumplió con lo dispuesto en la Ley de Contratos del Sector Público a la hora de asumir esas obligaciones., ya que se hizo sin concurso público.

El juzgado, en su auto, dice que, “de momento”, se admite la práctica de la prueba propuesta por los querellantes, consistente en reclamar al consistorio la documentación señalada, y añade que una vez analizada la misma “se acordará lo que proceda”.

Como anunciamos en su momento, recoge también la resolución que la admisión a trámite se ha acordado después de que los denunciantes constituyeran la fianza de 600 euros que les fue exigida para poder actuar como acusación popular.

El Ayuntamiento de la localidad nunca ha ocultado la ayuda económica que ha venido prestando durante esos años al empresario granadino, cantidad que ha sido publicada en diversos medios entre ellos El Muletazo, a cambio de poder celebrar los encierros en Calasparra y, sobre todo, de colocar su feria taurina de novilladas entre las mejores del mundo, en calidad y prestigio, con el consiguiente impacto social y económico para localidad arrocera. Trabajo que Chicote ha venido realizado con indudable éxito.

La justicia tendrá que decidir si el procedimiento de adjudicación es conforme a derecho y si la forma de prestar dicha ayuda económica para asegurar la sostenibilidad económica de los encierros y de la feria taurina, constituye o no “malversación de caudales públicos”.

Por último, la afición está a la espera de que el ayuntamiento calasparreño publique la licitación para la adjudicación de la Feria Taurina del Arroz 2021, esperando para su publicación a la evolución de los aforos permitidos por la pandemia.

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas. Fuente: Agencia EFE