FRAN FERRER MUESTRA SU CLASE EN EL CAMPO BRAVO ANTE LA ATENTA MIRADA DE ALBERTO LAMELAS Y ANDRÉS PALACIOS

Aunque existe mucha incertidumbre sobre el comienzo de la temporada taurina en España, la preparación de los matadores y novilleros se intensifica estos días, tal y como si fuera a comenzar una temporada normal.

En el día de ayer, el novillero con picadores murciano, Fran Ferrer, tuvo la oportunidad de participar en el tentadero que se celebró en la ganadería madrileña de Doña Belén y Doña Blanca Ortega, situada en el término municipal de Aranjuez.

Acompañado por su apoderado, Joaquín López Ríos, el novillero de Zeneta se puso delante de dos becerras de buena clase de esta vacada de origen Domecq con las que demostró su buen corte y evolución. Cada día Ferrer se va encontrando más a gusto delante de la cara de los animales, aunque como es natural en un novillero de tan corto bagaje, tiene defectos que con entrenamiento y tesón trata de corregir.

Precisamente, en este aspecto, el novillero se dejó aconsejar por la sabiduría de dos matadores de toros que compartieron la jornada campera con el murciano.

Alberto Lamelas, curtidos en mil batallas, y torero esperado por la afición francesa más exigente, y Andrés Palacios, de Albacete, que busca oportunidades para que su nombre se ponga de actualidad en el mundo del toro, también tentaron dos becerras cada uno.

Los entrenamientos de Fran Ferrer seguirán durante estos días en más casas ganaderas a la espera de que la tauromaquia se reactive. En ese sentido, su apoderado ya ha entablado conversaciones con varios empresarios para anunciar a su representado en varias novilladas a celebrar, si el coronavirus los permite, en los meses del verano.

@elmuletazo