SERNA, PUERTA Y CAMA, TRES MURCIANOS EN “LOS CHOSPES”

La finca albaceteña de “El Colmenar”, situada en el término municipal de El Robledo junto a la sierra de Alcaraz, donde pastan las reses con el hierro de “Los Chospes” propiedad de D. Juan Fernando Moreno Román, vivió ayer sábado, 24 de octubre, un bonito tentadero donde se produjo un noticiable encuentro entre murcianos.

Los matadores de toros Emilio Serna y Antonio Puerta, y el subalterno ciezano Antonio Cama,  se las vieron ante seis vacas de esta ganadería de origen Daniel Ruiz y refrescada más tarde con reses de Luis Algarra.

Los tres protagonistas dieron una gran mañana ante un ganado que dio un interesante juego y que ofreció posibilidades para sacar el buen toreo que atesoran.

Emilio Serna, que sigue en España preparándose para poder hacer campaña cuando las condiciones sanitarias lo hagan posible, exprimió las embestidas de las buenas reses de Don Fernando Moreno. El de Las Torres de Cotillas, figura de la tauromaquia en Perú, cada día se está adaptando mejor a la embestida de los animales bravos de Europa y poco a poco va encontrando el nivel deseado para afrontar el reto que se ha propuesto.

Antonio Puerta está para dar el campanazo en cuanto le llegue la oportunidad. Llama soberanamente la atención que no se haya contado con él en la gira de la reconstrucción cuando la tauromaquia está deseosa de nuevas caras para fortalecer su futuro y los aficionados implorando tener motivos para volver a las plazas sin que les aburra el típico sota, caballo y rey, con más de 30 años de alternativa. El caso del de Cehegín puede ser como el del sevillano Juan Ortega, que ha pasado de ser invisible en el banquillo a ser un imprescindible de las ferias.

Antonio Cama, banderillero de Antonio Puerta, y que tomó la alternativa en Cieza hace unos años, no quiso pasar la oportunidad y también dejó buenos momento de toreo, compitiendo con su jefe de filas. Su guerra no es la misma, pero sus condiciones para ocupar un lugar privilegiado entre los hombre de plata son conocidas por todos.

Antonio Puerta, muy concienciado con la educación taurina de los chavales que quieren ser toreros, aprovechó la ocasión para que dos niños que entrenan con él, que están descubriendo la fiesta de los toros, su grandeza y sus dificultades, vivieran in situ esta mágica mañana y se dieran cuenta que la educación taurina puede ser muy diferente de la que desgraciadamente han tenido que vivir otra chavales de la Región en los últimos años.

@elmuletazo

Fotos: Lula Cebrecos