“LOS PROFESIONALES SOMOS GENTE DE BIEN Y ESTAMOS LUCHANDO POR NUESTRO TRABAJO, NUESTRA PASIÓN Y NUESTRO MODO DE VIDA”

El ministro de Cultura del Gobierno de España, José Manuel Rodríguez Uribes, ha conseguido hartar al mundo del toro. En su falso discurso tolerante cuando le preguntan por la tauromaquia siempre deja caer algunas perlas anti taurinas al son del camino marcado por su jefe, el presidente del Gobierno de la Nación, Pedro Sánchez, y el que les salva los muebles, el vicepresidente Pablo Iglesias, impulsor del odio a lo taurino.

Como todos saben, Uribes volvió a la carga en una entrevista en el Diario El Mundo publicada hace unos días en donde afirmaba que “no debía recomendar ir a los toros, pero sí al Teatro, que es pacífico”.

Estas declaraciones han sido la gota que colma el vaso de la paciencia de todos los profesionales del mundo del toro. El sector, en plena crisis, desnortado por no saber qué sucederá con su futuro, y que ve como está siendo ninguneado por el Gobierno de España, no puede más. Se siente discriminado respecto a otros sectores culturales que si están recibiendo ayudas para paliar la profunda depresión económica que ha producido la pandemia del coronavirus.

Aunque desde la Fundación del Toro de Lidia (encargada de gestionar la crisis del sector) se pidió calma a los profesionales, muchos ya no están de acuerdo con la estrategia de la institución que preside Victorino Martín. Creen que emitir una carta pública cuando habla el ministro no es la mejor manera de defender la fiesta de los toros y el pan de los taurinos.

Por eso, muchos de los profesionales están preparados para hacerse notar en la calle. El pistoletazo de salida fue el pasado viernes en Albacete, donde decenas de profesionales esperaron la llegada de José Manuel Rodríguez Uribes al Teatro Circo donde el ministro asistía a la ceremonia inaugural del XXII Festival Internacional de Cine de Albacete.

Con gritos de “dimisión, sinvergüenza o El toro es cultura y Uribes dictadura” los manifestantes expresaron su profundo descontento por lo que entienden una falta de sensibilidad hacía la tauromaquia, los profesionales, los ganaderos y los aficionados del titular de Cultura y del Gobierno de coalición al que pertenece.

Entre esos manifestantes, en primera línea, se encontraba una voz murciana muy sensibilizada con el asunto. El subalterno Alberto López “Niño del Barrio”, tiene claro que los profesionales no van a conseguir nada en la comodidad de casa y está dispuesto a ir donde haga falta para que la tauromaquia y todos los que la componen sea respetada.

Alberto quiere dejar claro que las protestas que se produjeron en Albacete no fueron violentas y que solo fueron parte de la desesperación que sufren los profesionales: “En ningún momento hubo ninguna reacción agresiva, no levantamos la mano contra ningún agente de la autoridad, es más, estos nos dijeron después que tuvimos un comportamiento ejemplar con respecto a otras protestas que se producen. Pasó lo normal que sucede en estos casos, cuando llega el ministro es el momento álgido de la queja y la protesta sube de tono, como es natural. Los profesionales somos gente de bien y estamos luchando por nuestro trabajo, nuestra pasión y nuestro modo de vida”.

Enrique Tierno Galván, el viejo profesor y buque insignia del socialismo, recordado con ejemplaridad por su manera de ejercer la alcaldía de Madrid, escribió: «Si alguna vez los toros desparecen, en los Pirineos, umbral de la Península, habría que poner un letrero que dijere: Aquí yace Tauridia. Los toros son el acontecimiento que más ha educado social, e incluso políticamente, al pueblo español».

Lamentablemente, aquel socialismo y talante de los gobernantes de antaño ahora brilla por su ausencia. Ya no se piensa en el pueblo, se piensa en el partido donde se milita.

Fran Pérez @frantrapiotoros