EL ABOGADO DEL DETENIDO EN LA “OPERACIÓN ESTOQUE” CONSIDERA A LA ESCUELA TAURINA DE MURCIA “AL MENOS RESPONSABLE CIVIL SUBSIDIARIA” DE LOS HECHOS

La conmoción sobre la dimensión de la “Operación Estoque” aumenta cada día conforme avanza la investigación. El profesor detenido ha decidido cambiar de estrategia y colaborar con la justicia, facilitando el acceso a los teléfonos móviles y datos clave que han llevado a ampliar las investigaciones hasta el año 2006, cuando ejercía como profesor particular, al margen de la escuela taurina.

Según ha podido saber El Muletazo, este hecho ha supuesto que sean llamados a declarar antiguos alumnos, hoy mayores de edad y cuyas vidas se desarrollan al margen de la tauromaquia, muchos de los cuales se han negado a hacerlo para evitar revivir capítulos tan dolorosos de sus vidas, algo que la jueza ha entendido permitiéndoles de momento no hacerlo.  

Según cuenta en la edición de hoy de “La Verdad” Ricardo Fernández, el compromiso de colaboración del sospechoso se ha traducido en la aportación de las claves que permiten acceder al contenido de los cuatro teléfonos móviles incautados al detenido, que podrían llevar a la confirmación de las sospechas sobre la comisión de los presuntos delitos de pornografía infantil, exhibicionismo y provocación sexual que ya se le atribuyen a J.M.O.

En la jornada de este viernes, la Policía Nacional practicó un nuevo registro en el domicilio del supuesto pederasta en el que fueron intervenidos varios ordenadores, material y archivos informáticos.

El abogado Manuel Martínez, que ha asumido la defensa del sospechoso, avanzó a “La Verdad” que se opondrá a que la Escuela Taurina ejerza la acusación particular, al considerarla “cuanto menos, responsable civil subsidiaria” de los hechos que se investigan, lo que podría dar origen a se le reclamasen subsidiariamente, al menos, indemnizaciones y responsabilidades a las que pudiese ser condenado el sospechoso.

El abogado, según informa la agencia EFE, ha solicitado en las últimas horas cambiar la prisión por arresto domiciliario, con alejamiento que le prohíba acercarse a menos de 500 metros de los estudiantes y retirada del pasaporte, exponiendo que por sus dolencias la permanencia en la cárcel puede conducir a un fatal desenlace.

En cuanto al riesgo de que su defendido pueda sustraerse a la acción de la justicia, comenta que cumplirá pronto 70 años, convive con su esposa y su hijo y carece de medios económicos, al recibir solo la prestación por incapacidad absoluta que tiene reconocida.

Añade el recurso que contribuye también a disipar ese peligro su delicado estado de salud, pues ha sufrido un ictus que le obliga a tomar varios medicamentos y presenta un cuadro clínico de trastorno de ideas delirantes, según se recoge en un informe médico. El letrado añade se le coloque una pulsera con sistema de posicionamiento global por satélite que permita comprobar que cumple con esa obligación, así como la personación periódica en el juzgado.

El Muletazo