UN AÑO SIN TOROS EN CALASPARRA. LOS PRESIDENTES DEL CLUB TAURINO Y DE “EL QUITE”, MANO A MANO.

Todo está en calma. No hay ajetreo de prefería, ese que desespera cuando está y que se echa de menos cuando falta. Es septiembre, pero podría ser otro mes del año. No hay toros ni encierros en Calasparra, con lo que no hay nada que preparar, ni organizar. En las caras se nota el disgusto, en el ambiente se intuye la esperanza. La capital del toro de la Región de Murcia espera a mejores tiempos. El infernal toro de Wuhan sigue en la calle, y no entra en la plaza ni con la maroma, aunque todos estemos tirando de ella.

“Cuando se nos comunicó la suspensión de la feria fue la peor noticia que podíamos tener los aficionados”, comenta Francisco José Núñez, el nuevo presidente del Club Taurino de Calasparra. “Desde el primer momento pensamos que esta decisión había sido tomada por el bien de todos y salvaguardar a la ciudadanía. Desde aquí quiero expresar en nombre del club taurino nuestra solidaridad con aquellas familias a las cuales esta pandemia del coronavirus les ha golpeado de manera directa. Toda nuestra fuerza y ánimo para intentar seguir adelante”, añade.

Juan Carlos Marín, presidente de la Asociación Taurina “El Quite” explica cómo está viviendo esta situación: “Está siendo muy duro. Calasparra está irreconocible sin el toro estos días. Personalmente pienso que parece que estamos en un mes de enero eterno, sin toros, sin actividad taurina, sin el vallado de los encierros, sin preparar las tertulias y otras actividades que organizamos desde la Asociación Taurina El Quite de Calasparra, en definitiva una auténtica ruina para los que amamos con pasión este maravilloso mundo del toro”. La emoción brota, se nota que la pasión por esta fiesta corre por sus venas: “Da mucha rabia. Por culpa de un maldito virus la fiesta de los toros se está viendo dañada y los aficionados no podemos disfrutarla. También porque no vamos a poder ver este año las seis ganaderías que habían reseñadas para Calasparra, que eran un auténtico privilegio para la Feria Taurina del Arroz poder tener ganaderías como Saltillo, Prieto de la Cal, Felipe Bartolomé, Fuente Ymbro, Barcial y Miura. Era una apuesta sin precedentes por unos grandiosos encastes del toro de lidia. Calasparra estaba en la cabeza de muchos aficionados de España y Francia para venir hasta aquí del 3 al 8 de septiembre.”

El presidente del Club Taurino de Calasparra asiente: “Este es un año atípico, un año de transición, un año raro, un año de sufrimiento y por supuesto de mucho sentimiento, para todos los aficionados”. Saca el tema de la situación de la fiesta en nuestra tierra: “Las secuelas de esta maldita pandemia, también han alcanzado a la tauromaquia. La incertidumbre inunda a toreros, empresarios, ganaderos, subalternos  y no tan siquiera propuestas como las del rediseño de espectáculos taurinos, bajada del IVA, costes y un precio máximo por festejo, además de un aforo limitado, han podido salvar la temporada taurina de este año en nuestra Región”

Juan Carlos Marín apostilla: “Siento mucha impotencia al ver como en otras comunidades autónomas se están haciendo festejos taurinos con la ayuda de la televisión, y aquí en la Región de Murcia no se ha organizado ni un solo festejo taurino hasta el momento. No basta solo con ser los primeros en declarar los toros Bien de Interés Cultural si luego no se ayuda como se debería. Espero que los buenos aficionados que hay en el gobierno regional se den cuenta”.

La conversación va a más. Paco Núñez sigue: “Son tiempos de mucha controversia, por eso habría que hacer un llamamiento a la tolerancia, el respeto y la libertad de sentimientos y aficiones, tan poco respetado hoy en día. Pasamos por un momento delicado que exige compromiso por todos. Tenemos que empezar a trabajar desde ya, para conseguir esos retos tan deseables y propuestos por todos”.

Sale el futuro de la feria de Arroz a la Palestra. El coronavirus no fue lo que más preocupó en un principio. Juan Carlos lo recuerda: “En cuanto al futuro soy optimista y realista a la vez. Deseo que el principal problema sanitario se resuelva lo antes posible y vuelva todo a la normalidad. Mientras tanto no podemos descansar ni un segundo. En Calasparra tenemos un problema añadido encima de la mesa y ese problema hay que resolverlo, me estoy refiriendo al de la plaza de toros. No tengo ninguna duda de que el año que viene tendremos Feria Taurina del Arroz si todo va bien, ahora mismo existe una importante unión entre las Asociaciones Taurinas de Calasparra y el Ayuntamiento, para trabajar y luchar por nuestra feria de novilladas. Los problemas que han tenido lugar éste año no benefician nada, por eso si todos queremos a la Feria Taurina del Arroz tenemos que ponernos de acuerdo y trabajar unidos por ella; Asociaciones Taurinas, Ayuntamiento, empresa y los propietarios de la Plaza de Toros -La Caverina- deberían incorporarse a éste equipo para entre todos prestar la mejor ayuda que necesita nuestra Feria Taurina del Arroz. Sería una pena negar a las próximas generaciones de aficionados el poder ver los toros en nuestra centenaria plaza, escenario de grandes tardes de toros. En caso de no ser posible ésta unión deseada, el año que viene veremos la feria en una plaza portátil y posteriormente en un coso taurino de usos múltiples como ya adelantó el Ayuntamiento de Calasparra”.

El presidente del Club Taurino de Calasparra comenta al respecto: “Desde el club se apela al sentido común para que se llegue a un acuerdo si es posible entre Ayuntamiento y propiedad, para que se sigan celebrando los espectáculos taurinos en La Caverina. Si no es así desde club, se apoyará como ya lo hizo al Ayuntamiento, con la firma de ese documento por parte de todas las instituciones taurinas de la localidad. Esperemos que esto se resuelva lo antes posible y se dé fin a las especulaciones que no benefician a la feria y mucho menos a la Calasparra Taurina. Deseo la unión entre todos los estamentos y que nos proporcione la fuerza para seguir trabajando con el único objetivo de que la feria 2021 siga creciendo, dejándonos atrás cualquier confusión y donde todos rememos en la misma dirección, incrementándose el prestigio propio, que se ha ganado nuestra feria y encierros, que hacen de Calasparra estos días, un referente a nivel internacional”.

La cabeza visible de la Asociación Taurina “El Quite” ve el acuerdo con la propiedad algo remoto: “La solución la veo negra, hay problemas enrocados que en estos momentos no parece que se vayan a solucionar. Si os puedo decir que como presidente de la Asociación Taurina El Quite de Calasparra me reuniré en los próximos días con Joaquín Caballero para tratar este asunto e intentar ayudar si es posible a solucionar el actual problema. Calasparra, su afición y nuestra feria no se merecen estos vaivenes”.

Fran Pérez @frantrapiotoros