LA POSIBLE RESTRICCIÓN DE AFORO DE LOS ESPECTÁCULOS PÚBLICOS EN MURCIA PONE CUESTA ARRIBA LA CELEBRACIÓN DE FESTEJOS TAURINOS

La celebración de festejos taurinos en la Región de Murcia está temporada se pone cuesta arriba. El aumento “muy preocupante” de casos de coronavirus en la comunidad durante las últimas semanas, con cuatro brotes muy activos en los últimos días, ha puesto en alerta máxima a las autoridades sanitarias regionales, que han decretado el uso obligatorio de la mascarilla  en todos los espacios públicos, abiertos o cerrados, independientemente de que esté garantizada la distancia interpersonal, estableciendo una sanción de 100€ a todo aquel que no respete la norma.

Además, las autoridades están estudiando la posibilidad de restringir las normas de aforo establecidas tanto en actividades públicas como privadas para evitar aglomeraciones, algo afectaría de lleno a los festejos taurinos, donde ahora mismo, como todos los espectáculos al aire libre que se den en territorio murciano, solo está permitido el 75% de aforo, pero con un límite de 500 personas, pudiendo llegar a 800 si la empresa organizadora presenta un plan de prevención a la Comunidad de Murcia.

Y es que lo que más preocupa al ejecutivo murciano son las actividades de ocio públicas y privadas, en las que, en muchos casos, no se están respetando las medidas de prevención, además del incumplimiento de la cuarentena por parte de algunos pacientes diagnosticados con covid-19.

Pese a que la intención del Gobierno que preside López Miras era relajar las restricciones de aforo para los espectáculos taurinos a partir del 15 de Julio, en sintonía con otras comunidades vecinas, la situación sanitaria actual de la Región de Murcia pide el efecto contrario, con lo que los espectáculos taurinos en Murcia no se podrán celebrar.

Actualmente, aunque hay empresas interesadas en reactivar la fiesta en nuestras plazas, solo hay un festejo anunciado en la Región de Murcia. El día 30 de julio en Calasparra, el empresario José Montes, con el visto bueno de la propiedad de La Caverina, tiene la intención de dar la novillada sin caballos donde los novilleros Víctor Acebo, Miguel Zazo y Víctor Cerrato disputarán por la “Espiga de Plata” ante novillos de Bellos Montes.

Un festejo que se enfrenta a la más que posible restricción muy dura de aforo para espectáculos públicos que ejecutará el Gobierno de la Región de Murcia y a la negativa del consistorio calasparreño de aprobar su celebración, tal y como anunciamos en ElMuletazo.com, si la propiedad no presenta una licencia de apertura del recinto taurino que certifique la seguridad del edificio.

@elmuletazo