EL MANO A MANO QUE EL CORONAVIRUS SE LLEVÓ…..

El coronavirus se está llevando una de las temporadas más interesantes de los últimos años. La fiesta pasaba por un buen momento. Había expectación en los aficionados. La competencia en el ruedo y fuera de él de un buen abanico de toreros era palpable. Además, ese genio de Galapagar, tenía previsto torear algo más de lo que acostumbraba.

La feria de Sevilla, ya presentada, era una de las más rematadas de los últimos tiempos. San Isidro, al que le quedaban unos flecos por concretar, iba a ser también muy fuerte. Otras plazas esperaban nuevos tiempos. Se esperaba en Jerez el acontecimiento de la corrida concurso de ganaderías y la prueba de las nuevas puyas avalada por Morante de la Puebla, a Murcia regresaban los Victorinos…

El coso de “Los Califas” de Córdoba estrenaba empresario. José María Garzón tiraba de valentía para recuperar una plaza de primera que pasa por sus horas más bajas. Precisamente, este sábado comenzaba su feria de la Salud. Según comentan el jarabe que tenía el nuevo empresario para recuperar la vida de esa plaza era uno de los más esperados. Tendrá que esperar. Jamás conoceremos el impacto que hubiera causado anunciar tremendo cartel de toros, pero si viviremos con la esperanza de que se pueda dar en otra ocasión. Tampoco sabemos si estaba cerrado, aunque cuando Luis Miguel Parrado las tira, da siempre en la diana.

La feria de la Salud de Córdoba iba a tener un mano a mano de altura. De esos de emborracharse de toreo. De esos en los que con solo pensar que se pueda producir ya te pone la piel en preaviso, esperando la emoción.

No se llegaron a colgar los carteles, pero José Tomás y Paco Ureña iban a torear mano a mano.  ¡Que pase pronto el coronavirus por Dios!

Para que luego digan que esto no es cultura……

Fran Pérez @frantrapiotoros