ANTONIO LÓPEZ “EL CHARRA”: “HAY QUE SEGUIR LUCHANDO PARA PODER CONSEGUIR EL LUGAR QUE LA TAUROMAQUIA MERECE”

Cuando pasas por su lado, Sutullena susurra su nombre. Es también uno de sus hijos al que impregnó de amor por el mundo del toro. Lo atrapó un día con su belleza por el resquicio de una cerradura y jamás lo soltará. Es parte de su historia.

Esa plaza es así, a unos les abre el camino para ser figura del toreo y a otros, como este caso, los coloca en ese escalón privilegiado de grandes profesionales que se visten de plata o azabache.

Viene pidiendo sitio. Tiene la edad, la experiencia y la forma para formar parte de cualquier cuadrilla de torero importante, y sin embargo, pocos son los que le han dado esa oportunidad. El toreo también necesita un cambio en cuanto a la conformación de las cuadrillas, ya que hay algún profesional que quiere durar en los ruedos más que Curro Romero. Aquí también se tiene que abrir el abanico para los mejores. Uno de los mejores de la Región de Murcia es Antonio López. Pero todos lo conocemos por su mote, “El Charra”. Hoy hablamos con él, era obligatorio. También había que darle la enhorabuena por ese inicio de las obras de la plaza de toros de Lorca y ya, aprovechando que el Guadalentín pasa por Lorca, charlamos también de la grave situación que vive la fiesta de los toros…..IMG-20200518-WA0064

Antonio, ¿Cómo estas lidiando esta situación?

“De una manera distinta a la que estoy acostumbrado a hacerlo en una plaza de toros, que es lo que más me apasiona. Por desgracia todos la estamos lidiando de una u otra manera, intento con la primera fase intensificar mis entrenamientos con ilusión y haciéndose más amena con mi familia, ellos me lo hacen más fácil. Eso sí, siguiendo todas las recomendaciones que los profesionales sanitarios nos han marcado y con la esperanza de que esta crisis acabe muy pronto”.

Supongo que profesionalmente será la ruina ¿En cuántos festejos pensabas actuar este año?

“Sin lugar a dudas ésta situación nos deja sin opciones. Una crisis pública, sanitaria y económica que dificulta el desarrollo de la tauromaquia como otros tantos sectores. Eso impide que mi temporada 2020, tanto a mí, como a demás profesionales nos perjudique con la peor corrida que un torero pueda tener “el toro que no se torea”. Mi temporada estaba más preparada que nunca, una temporada ilusionante y emocionante al lado de un grandioso torero y profesional como es Antonio Puerta, en la que para todos los que pertenecemos a esa gran familia iba a ser un año muy prometedor y especial, y junto al novillero murciano Fran Ferrer, que también contaba conmigo para este año. Y en alguna ocasión, y cuando la situación lo permitiera, con el maestro Paco Ureña y la escuela de tauromaquia de Murcia”.

¿Tienes confianza en que se puedan recuperar o la temporada está perdida?

“Más que confianza, tengo esperanza. No soy pesimista y sí realista. El aficionado es una pieza fundamental en un festejo y creo que dependemos de un medicamento o vacuna que acabe con ésta realidad a día de hoy. Eso cambiaría a que todo se pudiera retomar con normalidad”.

Cuando vuelvan los festejos taurinos, si la pandemia lo permite, ¿Será todo igual en la fiesta? ¿Notaremos cambios?

“Para nada, será igual, pienso que será cuestión de tiempo y que lógicamente ésta crisis afectará económicamente a los aficionados y no todos se podrán permitir ir a una taquilla a sacar una entrada. Yo creo que éste sería el aspecto en el que más lo pueda notar la fiesta, pero como ya he dicho antes, será cuestión de tiempo”.IMG-20200518-WA0045

¿En qué debería hacer hincapié el sector taurino en estos meses de parón para que los públicos regresen con fuerza a las plazas de toros y el miedo no los cohíba?

“En seguir luchando para poder conseguir el lugar que la tauromaquia merece, ya que desgraciadamente éste gobierno no nos lo está poniendo nada fácil. A partir de esa base, todo será más fácil para profesionales y afición poder dar opciones para la mejora de la fiesta. Por ejemplo las corridas online que habéis estado dando en éste diario durante el confinamiento, ha sido muy bonito poder revivir faenas de la talla del maestro e ídolo Pepín Jiménez”.

Hay quien dice que 3 subalternos y 2 picadores en una cuadrilla son multitud y que se debería reducir esto para quitar gastos al espectáculo ¿Están en lo cierto los que proponen eso?

“No tiene sentido. La fiesta de los toros debe de ser como siempre ha sido. Íntegra en todas sus funciones. La lidia de un toro no es un juego y hay situaciones de peligro en la que cada profesional tiene su función y su lugar a favor del matador. Pienso que deben de haber otras soluciones y ésta para nada es la correcta”.

Pese a que el Gobierno no le está haciendo el mismo caso a la tauromaquia que a otras artes, los profesionales habéis podido acceder a ayudas para paliar este desastre ¿Has podido recibirlas? ¿Las crees suficientes?

“Por suerte me encuentro trabajando. Pero sí que es cierto que muchos de mis compañeros no tienen esa opción laboral fuera de los toros. Las solicitudes de prestación solicitadas por los compañeros en sus distintas categorías están siendo sistemáticamente denegadas por el SEPE. Espero que le puedan dar una solución al respecto”.

Pocas ayudas y los espectadores a 9 metros en las plazas ¿Cómo ves esa norma? ¿Es como decir no te prohíbo pero si lo hago sin que se note?

“Está claro que no se quiere ayudar, todo lo contrario. Perjudican la tauromaquia con la falsedad de los que quieren acabar con el toreo, a la prueba está. Pongo un ejemplo: si un corredor debe mantener una distancia de 5 metros con otra persona, si su ritmo cardíaco es de 170 pulsaciones por minuto, ya que su respiración es más fuerte y tiene más posibilidad de contagiar y ser contagiado, no se entiende que a un aficionado que esté sentado en un tendido, con un ritmo cardiaco normal y que su índice de contagio más bajo que el corredor, tenga que mantener la distancia de 9 metros”.IMG-20200518-WA0048

¿Eres partidario de la propuesta de dar toros a puerta cerrada? ¿Es una buena medida o solo salva a un canal de televisión de  pago?

“No soy partidario de dar toros a puerta cerrada. Un partido de fútbol, tenis, baloncesto, o cualquier deporte, se podría hacer a puerta cerrada porque es una competición puntuable, dado al resultado de un marcador. En el toreo el marcador es el público, el que puntúa el pundonor del torero y el que nos hace en momentos puntuales emocionarnos y darnos la valentía y la fuerza para conseguir cosas que sin ellos no las haríamos igual”.

Hace unos días recibimos la gran noticia del inicio de las obras de reconstrucción de la plaza de toros de Lorca. Como lorquino ¿Qué sientes al ver que la plaza donde debutaste con picadores va a tener otra vez vida?

“En primer lugar dar las gracias y la enhorabuena al Club Taurino de Lorca, presidido por Juan Coronel, y a toda su junta directiva por la lucha incansable de nunca dar nada por perdido y luchar para que esto sea posible, ellos son los verdaderos héroes de ésta incansable lucha. Respecto a lo que siento pues, imagínate, es la plaza que me ha visto nacer, de hecho mí colegio está justo a unos metros de ella y recuerdo que siempre que volvía a casa, hacía una parada para mirar entre la cerradura de la puerta para poder ver su interior. Fue donde por primera vez me puse delante de una becerra en uno de los aniversarios de la Peña Taurina Pepín Jiménez, es donde siempre ha estado mi preparación como novillero, donde llegué a debutar con picadores y donde pude conseguir el sueño que siempre tuve desde pequeño. Abrir ese cerrojo por donde siempre me asomaba. La puerta grande”.

Supongo que para ti sería también un sueño poder estar en el festejo reinauguración. ¿Le decimos a Paco Ureña que te haga hueco ese día en la cuadrilla ese día, como ha hecho otras veces?

“Uno nunca deja de soñar, y ahora mismo tengo la misma ilusión o más que cuando debuté en ella. Sería muy emotivo para mí poder inaugurar junto a una gran figura del toreo como Paco Ureña, la plaza en la que pasamos tantos momentos bonitos de la infancia. No hay que forzar las cosas, creo que uno se lo tiene que ganar por su qué hacer en la plaza. Conociendo al maestro, sé que me tiene en cuenta, siempre dentro de las posibilidades, como ya hizo en dos ocasiones, una en Talavera de la Reina y otra en Palencia. Dos tardes emocionalmente diferentes, los dos sabores de la fiesta, el sabor dulce de un indulto en la primera tarde y toro que tuve la suerte de poder lidiar y el sabor amargo de una cornada en Palencia. Le estoy tremendamente agradecido por las oportunidades que me está dando”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para los que no lo sepan, Paco Ureña y tú debutasteis con picadores juntos en la plaza de Lorca. ¿Qué sientes ahora, al actuar a sus órdenes? ¿Qué se te pasa por la cabeza?

“Para mí es un privilegio. Tener la oportunidad de ser parte de esa gran cuadrilla en dos ocasiones y poder disfrutar con él en el ruedo. Tiene mucho mérito lo que ha conseguido, ya que nadie le ha regalado nada y nunca tiró la toalla. Recuerdo una anécdota de cuando éramos niños y nos escondíamos a la hora del sorteo en las andanadas de la plaza de Sutullena hasta la hora de la corrida para poder ver los toros, y al bajarnos para ver a nuestros ídolos  a la hora de liarse el capote de paseo tuvimos un rifi rafe con un portero de la plaza. Paco Ureña le dijo con toda inocencia de la edad que teníamos, porque éramos unos renacuajos, que algún día torearía en la plaza, que sería figura y que pasaría por su lado y se quitaría el sombrero. Al portero le hizo mucha gracia y le dio por reír. Se me pasa por la cabeza que se quitara o no el sombrero él lo ha conseguido. Me siento muy feliz y orgulloso de ello, de que haya sido él”.

¿Por qué no pudo ser Antonio? ¿Fue difícil cambiar el oro por la plata?

“Si te digo la verdad, yo también me he hecho muchas veces esa misma pregunta. Estoy seguro que a poco que alguien hubiera dirigido mi carrera como novillero, hubiésemos llegado lejos, porque confiaba en mis posibilidades. Era muy difícil poder estar a la altura sin haber toreado nada, ni siquiera en el campo. Siempre he necesitado el consejo de un gran profesional, que estuviera conmigo 100%. Todo hubiera sido distinto. El cambio del oro por la plata no fue nada fácil, dejaba unos sueños para iniciar otros. Los inicios, con todo el respeto, no fueron nada fáciles. Al ir detrás del torero, no estaba cómodo, pensaba que no era mi lugar. Todo era diferente, la lidia, la colocación, todo fue nuevo y difícil para mí. Me siento muy orgulloso de haber tomado esa decisión. Ahora es cuando realmente estoy disfrutando del toreo”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Eres un subalterno completo, pero ¿con que te sientes más? ¿Con el capote o con las banderillas?

“Gracias. Es verdad que el torear hace el oficio y mejorar defectos o errores, y a medida que he ido toreando continuamente me he ido encontrando cada vez más fácil y seguro con el capote, sintiéndome interiormente más realizado como torero, pero también es cierto que siempre intento parear de verdad, es una de mis motivaciones en el ruedo. Ambas me hacen sentir”.

¿A quién admiras de tu gremio? Ese profesional que lo ves en la plaza y piensas ¡¡que buenos es!!

“Admiro a todo aquel que se viste de torero, siempre y cuando se tome la profesión con seriedad y respeto, porque tanto mis compañeros como yo nos jugamos la vida cada tarde para hacer de un sentimiento un arte. Me suelo fijar en compañeros que me aportan cosas de manera que a mí me gusta andar en la plaza, como Curro Javier y Juan José Trujillo. Dos grandiosos toreros”.

¿Te gustaría poder tomar la alternativa, como algo puntual, como lo hizo tu compañero en la cuadrilla de Antonio Puerta y amigo, Antonio Cama?

“Sería algo bonito, me encantaría, pero pienso que si en su momento di el paso de decidir cambiar el oro por la plata es porque tenía bien pensada mi decisión. Es algo contradictorio, mi corazón dice si y mi cabeza dice no, no es fácil cuando uno se siente torero… tendría que ser algo puntual y sentimental que de verdad me convenciera para dar ese paso, pero no creo”.

Además de la buena noticia de Lorca, ¿Cómo ves el panorama taurino de la Región de Murcia? ¿Está la fiesta dormida? ¿Cómo la despertamos?

“Como en todos lados. Creo que la afición despierta con algo que interese. Un torero, una ganadería, un cartel bien confeccionado, una joven promesa con fuerza que haga despertar el interés de la afición de ir a verle en la plaza… pero sobre todo hay que hacer más novilladas y becerradas, puesto que esos chavales que ahora empiezan son el futuro de la fiesta”.

¿Te sientes valorado o piensas que sois los olvidados de este mundo?

“Las circunstancias en la que nos encontramos ahora mismo nos da la respuesta….”

Para terminar. Hay muchos chavales que ahora piensan que serán José Tomás, pero que, lamentablemente, la vida solo les permitirá ser buenos profesionales como tu ¿Qué consejo les darías?

“Que soñar es lo más bonito en la infancia, pero por circunstancias de la vida uno no es correspondido con los sueños por los que siempre se ha luchado. No importa, hay otras facetas en el mundo del toro que de igual manera te pueden hacer feliz. Que la amen y la respeten por encima de todo, que merece la pena intentarlo”.

También ha merecido la pena entrevistarte. Si en la plaza eres un gran profesional, en estas lindes también lo has bordado, vaya lidia emotiva y buena. Toda la suerte del mundo y una petición, con el permiso de Puerta y Ferrer, para esos matadores que necesitan gente de verdad en sus cuadrillas, en una época que se necesita gente de verdad. Se apoda “El Charra” y es de Lorca. Llámenlo, no se arrepentirán.

Gracias Antonio. Gracias Charra.IMG-20200518-WA0053

Fran Pérez @frantrapiotoros