FIN DE SEMANA CRUCIAL PARA EL FUTURO DE LA PLAZA DE TOROS DE CALASPARRA: ESTAS SON TODAS LAS CLAVES

Todo apunta a que la temporada taurina comenzará en Calasparra el próximo 9 de junio, Día de la Región de Murcia, con la celebración del tradicional certamen “Espiga de Plata” para novilleros sin caballos, para el que ya hay reseñados erales de la ganadería de Polo Sáiz. Salvo “milagro” de última hora,  se celebrará en una plaza de toros portátil.

Como anunciamos a nuestros lectores en la jornada de este jueves, José Montes ha llegado a un acuerdo con el propietario de “La Caverina”, Joaquín Caballero, para explotar la plaza de toros, queriendo comenzar su andadura con una novillada sin caballos el próximo 11 de abril. Si resulta complicado rentabilizar un festejo taurino, mucho más lo es una novillada sin caballos fuera de las fechas tradicionales, sin contar con el ayuntamiento de Calasparra, con la afición dividida y sin el apoyo expreso de ninguna asociación taurina local. Todo ello dando por hecho que consiguiese las licencias oportunas, lo cual no parece que vaya a resultar nada fácil. El anuncio podría ser calificado de un simple “globo sonda”, de no ser porque Montes ya está viendo ganaderías en el campo  para la próxima Feria Taurina del Arroz, para incremento de la confusión y en detrimento del prestigio de la feria, cuyo elenco ganadero fue anunciado por parte del ayuntamiento hace 2 meses y ya conoce todo el orbe taurino.

No se espera que Joaquín Caballero acepte ninguna de las dos opciones que el ayuntamiento le propuso, ni la compra ni el alquiler con opción a compra de la plaza, ya que no cree que sea el momento para que el coso pase a ser propiedad municipal, algo que no descartarían en un futuro, como ha manifestado en alguna ocasión.

El acuerdo al que ha llegado Caballero con el empresario José Montes es el habitual, sin canon fijo, cobrando un porcentaje de la taquilla de la totalidad de espectáculos que se celebren. Dicha fórmula, que ha venido aplicando históricamente con todas la empresas y también con el ayuntamiento cuando ha arrendado la plaza, no estaría dispuesto a ofrecérsela este año al ayuntamiento, que tampoco la ha considerado en la misiva que le envió, mientras que el consistorio designe a Pedro Chicote como empresario. Y es que el granadino es a esta hora el principal obstáculo que impide el acercamiento, más por considerar la propiedad de “La Caverina” conveniente una renovación periódica,  por razones subjetivas, que por razones concretas que hayan propiciado el desencuentro. Por el contrario, el Ayuntamiento, las asociaciones taurinas y la Mesa de Trabajo, valoran muy positivamente la gestión de Chicote en los últimos años, quieren que continúe al frente y volverán a reafirmar su compromiso con el prestigioso empresario en la reunión que tendrá lugar este lunes.

Sería una pena que el “divorcio” con Joaquín Caballero se materialice. No tanto porque se celebren los festejos en una plaza portátil, que las hay con todas las comodidades y garantías, mientras se pueda construir un coso multiusos, sino por dejar vacía una plaza histórica y, sobre todo, por lo que la figura de Joaquín supone para la Calasparra Taurina (sin él la Feria Taurina del Arroz no existiría).

Con este escenario tan complejo, si alguien puede hacer algo al respecto,  si hay algún mago, o alguna maga, con un último “conejo” en la “chistera”, que lo saque antes de este lunes…

plaza de toros

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas