PACO UREÑA RECOGE EL DÉCIMO SÉPTIMO TROFEO “RIOJA Y ORO”

El Centro Riojano de Madrid  entregó en la noche de ayer martes, 22 de octubre, el XVII Trofeo vestido de luces ‘Rioja y Oro’ a Paco Ureña.2

El Trofeo ‘Vestido de Luces Rioja y Oro’ se creó en el año 2000, cuando surgió como una propuesta para reivindicar el nombre del Rioja y designar el color del vino tinto en los trajes de luces. Lo más destacable de este trofeo es su espíritu abierto y libre, que permite tanto a figuras consagradas como a destacados noveles y matadores a poder optar por el premio.

Este 2019, el centro riojano decidió que fuera para el torero de Lorca por ser el gran triunfador de la feria de San Isidro y uno de los toreros más destacados de la temporada, además de ser un referente en el mundo del toro, por su valor su arrojó y su excepcional humanidad.

Al acto acudieron José Luis Rubio, consejero de Transición Ecológica de la Comunidad de Madrid; Vidal Pérez Herrero, secretario del trofeo; y José Antonio Rupérez Caño, presidente del Centro Riojano. Entre los asistentes se encontraban también las bordadoras del traje de luces con el que está dotado el premio, confeccionado en la sastrería Fermín.

Paco Ureña agradeció la distinción y se sorprendió por el bonito traje y por su llamativo color. Un calor que entra dentó de la gama grana a la que el torero le tiene una especial afición para la confección de sus trajes.paco-urena-centro-riojano-madrid-2-1024x577

Paco Ureña es el décimo sexto matador de toros en recibir este bonito detalle, aunque es la décimo séptima edición del trofeo. Eso es debido a que en el año 2012 quedó desierto. El murciano sucede a Octavio Chacón, último torero galardonado.

Estos son los toreros que han recibido tan lujoso premio:

José Pacheco ‘El Califa’

Rafael de Julia

Antonio Ferrera

Alejandro Talavante

‘El Juli’

José Tomás

‘El Juli’

Luis Francisco Esplá

José María Manzanares

Joselito Adame

Miguel Ángel Perera.

Sebastián Castella

David Mora

Ginés Marín

Octavio Chacón

Paco Ureña

@elmuletazo

Fotos: Basilio Sainz