EL 2019 DE “RAFAELILLO”: “ES EL AÑO MÁS DURO Y MÁS DIFÍCIL DE MI VIDA, PERO ES EL MÁS IMPORTANTE”

El 14 de Julio en Pamplona Rafael Rubio “Rafaelillo” volvía a nacer. El torero de Murcia sobrevivía a la brutal embestida de un Miura cuyas astas olían a pino. En una larga cambiada de rodillas el de Zahariche se le fue al cuerpo y en la huida del torero el animal lo estrelló contra las tablas queriéndole sacar la vida.

No pudo, la fuerza del murciano la aguantó entre costillas rotas y pulmones perforados. Después de todo, el quinario de una recuperación lenta y dolorosa, la suerte de seguir disfrutando de los suyos y la esperanza de encontrar el sitio en la fiesta que tanta garra y pundonor se han ganado frente a los toros que nadie quiere torear. Es por eso que el torero de Murcia, pese a la dramática experiencia, guarda con afecto las enseñanzas de un año tan duro.captura-de-pantalla-2015-07-29-a-las-14-52-51

“Rafaelillo” hizo balance de su temporada en los micrófonos del Carrusel Taurino de Canal Sur en donde dejo patente lo antes descrito: “2019 es el año de mi vida. Hay que enmarcarlo de principio a fin porque es el año que más me ha enseñado. Al final los momentos complicados son los que más te marcan y te enseñan en la vida. Por eso concibo este año como el más importante de mi vida personal y profesional, en todos los aspectos. Es el año que me ha permitido mejorar como persona, el que me ha permitido cambiar el concepto de mi manera de pensar en la vida, como padre, como marido, como torero, como todo”

El del barrio del Carmen reitera, que pese al percance, esta temporada le ha servido para cambiar el chip: “Es cierto que es el año más difícil y más duro de mi vida, pero es el más importante. Los momentos difíciles son los que te hacen crecer si eres capaz de levantarte y sacar el lado positivo. Me siento orgulloso porque Dios me dio una nueva oportunidad de vivir el 14 de Julio y a partir de ahí he cambiado muchos conceptos en mi vida”

El diestro lucha cada día por reaparecer. Una batalla lenta que va por buen camino. El torero sabe que todavía le queda un largo recorrido por delante pero se ve fuerte para afrontar el reto: “Comienzo una nueva etapa, no sé si será mejor o peor, si me irán las cosas de otra manera, pero sí sé que he cambiado la forma de pensar y vivir, por eso el 2019 no lo cambiaría por nada, me siento más importante y más fuerte”

La recuperación sigue su curso y las pruebas médicas que se realizará a finales de este mes serán clave para intensificar el entrenamiento de cara a su vuelta a los ruedos: “A finales de octubre me vuelvo a realizar una revisión y un nuevo TAC que compararemos con el que me hice a principios de septiembre. En ese todavía tenía seis costillas dañadas, liquido en la pleura, un poquito en el pulmón y otro poquito en el hígado. Pero desde entonces he notado mejoría”

“Rafaelillo” ha comenzado suavemente a realizar ejercicios de rehabilitación y deportivos estos días: “Estoy empezando a hacer un poco de deporte. Las sensaciones son buenas y cada día voy mejorando, aunque voy despacito, pero si todo va bien para el año que viene tengo que estar al 100%”

Que así sea y que la fiesta de los toros te devuelva con triunfos y contratos lo que tú estuviste a punto de entregar por ella.

Por Fran Pérez @frantrapiotoros

Fuente: Carrusel Taurino – Canal Sur Radio