LA SALVADORA SOMBRA FIEL DE RAFAELILLO

En ese justo instante, desgarrador, agónico, que seca gargantas y cierra ojos de estupor, en esos segundos que se hacen eternos minutos, donde la mala suerte coquetea con la tragedia, apareció el capote salvador de un ángel de la guarda.

El Miura se venció y estrelló contra las tablas cual caballo de picar a Rafaelillo en Pamplona cuando este se disponía a iniciar la faena de muleta de hinojos al segundo toro de su lote. “Trapajoso”, entró en la corrida de Miura a última hora. Las peleas de sus hermanos en los corrales del gas así lo predispusieron. Y el de la A con asas llevaba en sus pitones el fuego callado de la desdicha.3

Pero un calasparreño tuvo la sangre fría de llegar en el momento justo, donde aún la llama de la catástrofe no estaba descontrolada. Llegó un tercero y todos los bomberos de la vida en su capote. El doctor Hidalgo y su equipo se encargaron del resto.

Mientras el torero de Murcia era conducido a la enfermería, una imagen difuminada por detrás, con cara de preocupación pero con la satisfacción de haber cumplido su deber, su trabajo, de compañero, de amigo. Porque una sombra nunca se despega. Y Pascual Mellinas es la sombra fiel de “Rafaelillo”. Seguirá iluminándoles el sol.2

#FuerzaRafaelillo #GrantrabajoPascualMellinas

Fran Pérez @frantrapiotoros