CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE LA UNIÓN por Juan Vicente Rubio

Esta carta va dirigida al Sr. Alcalde de la Unión que considera a los toreros maltratadores de animales y por eso no autoriza un festejo taurino en su localidad.

            Mire, don Pedro, puede que usted no lo entienda, pero para mi y para otros muchos vecinos de La Unión, los TOROS SON CULTURA. Le pondré como ejemplo, el conjunto de significaciones que el mundo de los toros ha incorporado al lenguaje.

            Un empresario, profundo amante de la Fiesta, quiere ayudar a un muchacho a cumplir sus sueños y decidió montar un festejo en su pueblo, dedicando una cantidad del importe de cada entrada, para hacer obras en la parroquia.

            Como es preceptivo, fue personalmente a comunicárselo, pues es necesario contar con el permiso de la autoridad y bajo su presidencia. Usted intentó darle una larga cambiada y quiso cambiar de tercio, hablando con el sacerdote para quitárselo de la cabeza. Pero pinchó en hueso, porque tanto el empresario como el párroco son de los que tienen vergüenza torera y se crecen en el castigo. En lugar de colaborar, usted intentó un bajonazo no autorizando el festejo; pero los promotores, en lugar de escurrir el bulto, cogieron el toro por los cuernos, se ataron los machos y decidieron luchar en corto y por derecho.000-redu-30

            Seguro que usted no contaba con la respuesta de tantos aficionados que se han sentido menospreciados ante los gritos de Victoria de los anti que le apoyan y , unidos, han conseguido que, al llegar la hora de la verdad, usted pegara un petardo, se aculase en tablas y quedase peor que Cagancho en Almagro. Los aficionados, ya era hora, no han querido ver los toros desde la barrera y han dicho: al toro que es una mona. ¿Va entendiendo yo lo de que los toros son cultura, con este sencillo ejemplo del lenguaje?, pues sigo.

            Usted, como socialista, conocerá o habrá oído hablar de una persona que significó mucho en su partido, el que fuera alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, que no era muy aficionado, pero era una persona inteligente, respetuosa y que amaba la libertad. Este modelo de socialista, escribió un pequeño librito que lleva por título: “LOS TOROS, ACONTECIMIENTO NACIONAL”. Allí se puede leer que “ los toros son el acontecimiento que más ha educado social, en incluso políticamente, al pueblo español”. Eso es lo que queremos que sean los festejos del día 31, un acontecimiento en La Unión.los-toros-acontecimiento-nacional-enrique-tierno-galvan-ref43403

            Dice usted que no autorizaba el festejo porque el municipio se declaró en contra del maltrato animal. Utilizando de nuevo las palabras del viejo profesor, les diré que “el toro vive en el ruedo una gloriosa aventura coronada por la mayor concesión que el hombre puede hacer al animal: la lucha franca e igualada; al toro no se le caza, se le vence”.

            Se ha equivocado usted tomando a los aficionados por lo que no somos pues, para nosotros, y sigo copiando al profesor, “los toros son un acto colectivo de fe, pues la afición a los toros implica la participación en una creencia; de aquí que, para el auténtico aficionado, la afición sea en cierto sentido un culto”.

            Es de una incoherencia absoluta que sea usted miembro de un partido como el PSOE, que en 2011, ordenó transferir los Toros del Ministerio del Interior al de Cultura, precisamente para el fomento y la protección de la Tauromaquia.

            Usted, como político, tiene la obligación de autorizar el espectáculo, aunque, por lo visto hasta ahora, lo que dirige sus actuaciones, no son sus obligaciones, sino el mercado de los votos.

Por  Juan Vicente Rubio