JUAN LAMARCA OFRECIÓ SUS VIVENCIAS TAURINAS DE PRESIDENTE Y AFICIONADO EN EL CLUB TAURINO DE CEHEGÍN

El pasado viernes el expresidente de la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, Juan Lamarca, ofreció sus vivencias desde la presidencia de la primera plaza de toros del mundo en una rica tertulia denominada ‘tauromaquia desde el palco’ a todos los aficionados que acudieron a una nueva cita del Club Taurino de Cehegín, dentro de su IV Ciclo Cultural.FOTOS ACTO (1)

Lamarca habló sobre la compleja función de un presidente de plaza, desde la mañana corralera hasta después de la corrida, con la inspección de las operaciones post mortem. Explicó que “la autoridad del palco realza el festejo, asegura las garantías del espectáculo taurino, lo regula y, en caso necesario, impone las sanciones que convengan”.

El ubetense se mostró preocupado por el afeitado de las reses que se hace en muchas plazas, dejando claro que “todo lo que sea quitarle defensas al toro es un fraude”, así como del peligro que corre la impopular, a la vez que fundamental, ‘Suerte de varas’ en estos días, aunque reconoce que “últimamente parece que se pica mal al toro”.

También quiso aclarar que “el matador es el responsable de todo lo bueno y malo que ocurra durante la lidia. Los presidentes debemos quedar ajenos a la faena que haga el torero. Debe prevalecer la equidad siempre”, rematando su intervención con unas duras palabras dirigidas al Tendido 7 de Madrid, al que culpó de no ser aficionados.FOTOS ACTO (3)

El acto, al que asistió el Alcalde de Cehegín, José Rafael Rocamora, tuvo como colofón las palabras de la máxima autoridad del coso local, Francisco Fernández, quien aseguró hacer su labor “con la máxima responsabilidad, por afición y por ayudar a mi pueblo”.

Fernández narró sus comienzos al frente de la plaza: “Comencé como asesor en el palco, pero a partir de esa corrida me han venido nombrando Presidente año tras año hasta hoy día”. Dice que en su cargo “se pasa muy mal y se cobra muy poco, o sea, nada”, poniendo una refrescante nota de humor a la velada.

También confesó haberse enfrentado a la empresa durante su primer año en el palco, aunque sin aclarar el porqué,  y que “muchos aficionados me tachan de blando, aunque muchos más me dicen que soy muy duro”, sabiéndose dónde está y qué plaza preside. “Mi rasero es el de una plaza de tercera, levantina y torerista”.

@elmuletazo