UN MARTES JIENNENSE DE FUTURO TAURINO MURCIANO……

En la finca “Pedro Tito”, en el término municipal de Santisteban del Puerto, donde pasta la vacada de Roque Jiménez, un martes de marzo jiennense un tentadero se embriagó de futuro taurino murciano.IMG-20190312-WA0006

Juan Francisco Jiménez tuvo a bien invitar a tentar a su casa a dos de los novilleros murcianos que por su trayectoria, si el destino respeta su deseo, llegaran a ser alguien en este difícil y a la vez bonito mundo de los toros.

En Casa de Roque Jiménez, los tentaderos saben a añejo. Será porque en la ganadería se conserva un encaste único, el de Samuel Flores, fruto de la compra que Don Roque le realizó a los señores D. Juan Pablo y D. Francisco Jiménez Pasquau, que tenían una punta con sangre pura de Gamero Cívico-Parladé. Son tiempos difíciles, tanto que conservar un encaste de los denominados minoritarios es algo propio de superhéroes. Nadie los quiere y decir que son de antaño provoca esas cosquillas en la barriga a las que les llaman miedo y que a la vez producen el ya conocido rechazo. Sin embargo, en esta ganadería están empeñados en cambiar la idea de ese ganadero de piscifactoría y su famosa frase. Quieren decir bien alto que lo minoritario embiste ¡Y cómo embiste!

Lo añejo se fundió con el futuro, la savia nueva del toreo de Murcia que poseen en sus manos Cristóbal Ramos “Parrita” y Jorge Martínez. Uno a punto de debutar con caballos, en Roldán el día 23 de marzo y con el gran compromiso de actuar en una de las novilladas con picadores de abono en la Real Maestranza de Sevilla. Otro, hecho, pidiendo también los del castoreño, pero cociéndose poco a poco, como salen los buenos guisos.

Hubo naturales sublimes, capacidad, toreo sentido, pero lo que más llegó fue estar en la certeza de que lo vivido en este tentadero escondido de un día de los que une el invierno con la primavera se transformará con los años en tardes de gloria en las plazas taurinas de nuestra Región, y con un poco de suerte, también fuera de nuestras fronteras.

La sorpresa llegó desde la tapia. Para completar la mañana, otro que llega con ganas. Otro de Murcia, un pachequero que dijo que no hay dos sin tres. Víctor Acebo se unió a la escena.

El mañana nos tiene deparado grandes alegrías. Murcia hierve de taurina que es. Pese a que algunos alcaldes se empeñen en lo contrario. Si vivieran estos días de pura naturaleza y magia, si conocieran al toro en el campo en lugar de al socio por los votos y el poder, otro gallo les cantaría, o no quedarían tan de panolis, como ahora.

Al futuro nadie lo para. Al toro y su ecosistema, tampoco.

Fran Pérez @frantrapiotoros