NO ATENTEN CONTRA MI LIBERTAD por Miguel Ángel López

Parece que algunos piensan que los que amamos la Fiesta de los Toros somos unos seres incultos e insensibles que disfrutamos viendo matar toros. Si la Fiesta sólo fuese matar toros, yo también sería antitaurino. Sólo desde el desconocimiento más absoluto o defendiendo intereses ocultos, se puede decir que la gente acude a una plaza de toros para disfrutar del sufrimiento. No entienden nada y, lo que es peor, no quieren entender. La Fiesta puede ser cruenta, porque en ella hay sangre y no siempre la del toro, pero, en absoluto, es cruel. Que nadie dude que quien más ama al toro es el torero.beja3711_9181846_20190122183115

                Que lo piensen no me preocupa, cada uno es libre de pensar lo que quiera; lo que de verdad me preocupa, es que atenten contra mi libertad de ir a los toros. Eso sí que es peligroso. Lo ha dicho alto, fuerte y muy claro el presidente de la Fundación del Toro de Lidia. En una magistral intervención en el Senado, Victorino dijo que “el animalismo es la aniquilación total y absoluta de nuestra cultura y también de nuestro mundo rural, con toda su cultura material e inmaterial, ténganlo claro, señorías, detrás de los toros irá todo lo demás……. Porque el animalismo no es cuidar perros y gatos, el animalismo quiere liquidar la España rural”

                Uno de los que debe pensar que los aficionados somos unos incultos e insensibles  es el señor Alcalde de la Unión, Don Pedro López Milán que ha denegado la autorización para que se celebre un festejo, además con un carácter claramente benéfico, con el argumento de que la Corporación declaró el municipio libre de maltrato animal.IMG_20190309_011140

                A este señor, que hace caso a los antitaurinos, imagino que pensando en sus réditos electorales, quisiera decirle que los amantes de la Fiesta no somos lo que él piensa, ni mucho menos. Para su conocimiento, le diré que en el recientemente celebrado en Murcia II Congreso Internacional de Tauromaquia, organizado por esta Comunidad y el Ministerio de Cultura, María Ángeles Pérez Corrales, Directora de Estadísticas Culturales en el Ministerio dijo, entre otras cosas, que el 9,5% de la población va a espectáculos taurinos y que son el tercer espectáculo cultural de España. Añadió, con estadísticas fiables que, el espectador taurino, está más interesado por otras temáticas de nuestra cultura que otros ciudadanos que no asisten a los toros. Demostró que la tasa de asistencia a museos, monumentos, cine, teatro, opera, ballet y espectáculos musicales, es superior entre aquellos que van a los toros, respecto del conjunto de la población.431

                No señor alcalde, los aficionados no somos seres incultos y mucho menos insensibles. Tenemos muy claro que los seres humanos tenemos una serie de deberes éticos con los animales, y esos deberes están muy presentes en el mundo de la Tauromaquia. No digamos mentiras maliciosas.

                Nos parece bien que declaren al pueblo libre del maltrato animal. Esperamos que en ese pueblo los municipales recorran las calles denunciando a quienes tengan pájaros en jaulas, conejos en las conejeras y gallinas en el corral.

                En el discurso al que hacía alusión, Victorino dijo que “los toros no son un espectáculo de muerte, sino de exaltación de lo que somos: confrontamos la muerte para sentirnos vivos”. Esta es la realidad. No pedimos que la comparta, pero si exigimos que la respete ya que muchos nos sentimos muy orgullosos  de tener un Patrimonio Cultural tan grande como es la Fiesta de los Toros, un legado que hemos recibido de nuestros mayores y que tenemos que proteger para legarlo a las generaciones futuras.

                                                               Por Miguel Ángel López