ANTONIO JOSÉ LÓPEZ “EL RUBIO”: “SOLO HAY ALGO A LO QUE DIRÍA QUE SÍ SIN PENSARLO, CONFIRMAR LA ALTERNATIVA EN MADRID”

Han pasado rápido los años. 15 desde que aquel 14 de septiembre del año 2003 Antonio José López “El Rubio” tomara la alternativa en el centenario coso de Cehegín de manos del maestro Julio César Rincón Ramírez en presencia de Pepín Liria. Un nuevo torero de Caravaca, como en su día lo fueran Pedro Barrera, ‘Portillo’, Julián Medina, Alfonso del Toro, Antonio Sánchez ‘Niño de Caravaca’, Ramón Barrera; Antonio Soria; Salvador López Caro o José Elbal; llegaría repleto de sueños a un escalafón en el que cumplir los sueños es casi un milagro. Antonio tuvo que ponerse el uniforme de policía y apárcalos para poder vivir. Pese a que las oportunidades de vestirse de luces no llegan, Antonio José sigue sintiéndose torero y espera que alguien confié en él para volver a la cara del toro. De momento, mata el gusanillo entrenando como si tuviera veinte corridas de toros firmadas. Doy fe, está para reaparecer…IMG_6931

P. ¿Supongo que estos 15 años de alternativa se te han pasado más rápido que el tiempo que llevas sin enfundarte el vestido de torear?

R. La vida va demasiado rápido sí, pero lo importante es que esos pasos que has andado hayan dejado una bonita  huella  en ti. Hay una frase que me gusta mucho que dice que  “el orden de los recuerdos, no altera el olvido”.

P. ¿Qué se le pasa a un torero por la cabeza cuando no te dejan pasar, cuando te olvidan y te dejan en el banquillo injustamente?

R. Al principio te invade una sensación de impotencia muy fuerte, ya que no entiendes la razón por la que no se te abren las mismas puertas  que a los demás. Pero poco a poco te vas dando cuenta que el sistema  no trata a todos por igual y que en  la mayoría de las ocasiones no importa  ser mejor o peor torero que los demás,  la cuestión es tener  la suerte de tener  alguien detrás que te abra esas puertas.

P. Muchos compañeros, como Sergio Aguilar o Iván García han decidido cambiar el oro por la plata para continuar vinculados a un sector que los había dejado apartados. ¿Has sopesado esa opción?

R. Desde que me vestí de oro por primera vez en mi vida me hice la promesa de que nunca me cambiaría el vestido.  Siempre he tenido claro que o era matador o si no lo era, me subiría  al tendido.  Lo pasaría muy mal estando en un ruedo viendo a otros coger la muleta. Y ojo, respeto mucho a todos los matadores que se han hecho de plata, tienen mi máxima admiración.rubio_4

P. ¿Por qué es tan difícil hacerse hueco en el escalafón de los matadores de toros? ¿Es un coto cerrado a los intereses de los cuatro que mandan?

R. Hace ya un tiempo que estamos sumergidos en un sistema en el que en muchas plazas y muchas ferias,  el torero, el apoderado, el empresario  y hasta incluso a veces el ganadero, todos ellos  llegan a ser hasta la misma persona, y en base a esto se  genera  un circulo tan cerrado que es casi impenetrable.

P. Tus inicios fueron prometedores. Todo el mundo hablaba de “El Rubio de Caravaca”. Hasta 50 novilladas toreaste siendo alumno de la escuela taurina de Murcia ¿Qué recuerdas de aquella época? ¿Por qué ahora la escuela no mueve a los alumnos como cuando tú pertenecías a ella?

R. Fue una época maravillosa,  donde la ilusión  aún no estaba contaminada por la realidad.  Recuerdo haber vivido esa etapa siendo muy feliz, con esa inocencia que te hacia ponerte delante de los novillos y sentirte único. Fue una época en la que se daban muchos festejos, el problema de ahora es la ausencia de novilladas  y de los pocos recursos y ayudas que reciben las escuelas.

P. Pero lo que poca gente sabe es que tu primera escuela fue la de Hellín ¿Cómo fuiste ahí antes que a la de la Región?

R. Así es. En el año 1996 ingresé en la escuela taurina de Hellín, porque  la de Murcia estaba cerrada en esos años. En el año 1999 ya me trasladé a Murcia y recuerdo con mucho cariño que con motivo de la reapertura de la escuela se  hizo un festival en La Condomina con los novilleros murcianos más destacados de ese momento. El cartel lo componíamos  Maera, Emilio Serna, Víctor Molina, Paco Ureña y yo, y ese día conseguí la primera de las cuatro puertas grandes que tengo en esa plaza.130 yecla - varias (34)-1

P. En el año 2000, llegó una persona fundamental en tu carrera, el lorquino Juan Reverte. A su lado toreaste un gran número de novilladas con caballos y conseguiste tomar la alternativa ¿Sigues teniendo relación con él?

R. Ese año a principio de temporada Juan Reverte me vio torear un día dos becerras a puerta cerrada en la Plaza de Toros de Lorca y al terminar se me acerco y me dijo que me iba a echar una mano. Desde ese momento hasta el día de mi alternativa Juan fue clave en mi carrera. Incluso a día de hoy, 18 años después, yo le sigo llamando apoderado y cuando necesito hablar o necesito consejo de algo lo llamo a él.  Mantenemos una relación estupenda.

P. ¿Supongo que todos los 14 de septiembre serán especiales para ti? ¿Con que te quedas del día de tu alternativa?

R. Tras 15 años desde ese día tan soñado, me quedo con haber conseguido el reconocimiento y el respeto de compañeros y aficionados, dentro y fuera de la plaza. Y eso hace sentirme orgulloso  de mi carrera.

P. César Rincón y Liria te acompañaron, un auténtico cartelón, pero ¿eran también tus espejos? Para beber de esas fuentes hay que tener mucho valor…

R. Es una tremenda responsabilidad verte con apenas  20 años en un patio de cuadrillas  al lado de esas dos grandísimas figuras, ya no solo por lo que son en el toreo, sino por la tremenda capacidad que tienen de no dejarse ganar la pelea por nada ni por nadie. Estar al lado de ellos te hace sentirte pequeño, pero bueno, en el momento que pisamos  el albero, el toro sale para los tres por igual y ahí es cuando no te puedes arrugar y te tienes que crecer.

P. Y que me cuentas de Tomás Campuzano que también fue tu apoderado.

R. El maestro Campuzano me apoderó durante las temporadas 2005 y 2006 y durante esas dos temporadas toreé unas veinte corridas de toros. Recuerdo esa etapa con mucho cariño. Aunque eché en falta que Campuzano hubiera tenido más fuerza en los despachos y me hubiese metido en alguna plaza o feria importante.

P. ¿Por qué te olvidaron Antonio José? ¿Por qué “El Rubio” dejó de estar anunciado en los carteles si había dado la talla en todos los sitios?

R. ¿Y quién te ha dicho que a mí me han olvidado?…Aun me para gente  muy a menudo por la calle  y me pregunta que cuando voy a torear otra vez.  Ellos son los que me hacen sentirme vivo. Otra cosa es que olviden los empresarios, pero eso ya es un tema por todos sabido, ya que el sistema está acotado y da igual ser mejor o peor torero que los demás, o tienes otros factores externos que te avalen o no te vuelven a llamar.44942007_2081420458561093_1852676276758773760_n

P. Y si mañana te llama un apoderado ofreciéndote ilusiones. ¿Te vale todo o lo estudias?

R. Ya hace tiempo que no compro ilusiones, ni tampoco  compro estar en deuda con nadie. Solo hay algo a lo que diría que sí sin pensarlo, y seria confirmar la alternativa en Madrid. Todo lo demás que me  puedan ofrecer ni me vale ni lo necesito. Gracias a dios tengo mi vida solucionada y tengo las necesidades de mi familia cubiertas, y ante eso no interpongo cualquier cosa.

P. Y si las ilusiones son vas a torear pero tienes que pasar por caja…

R. Como te he dicho, no aceptaría cualquier cosa ni cobrando, pues imagínate al revés. Pero si tu pregunta es que si  lo he hecho alguna vez, te contesto que sí, y lo hago sin tapujos. En el toreo hay muchos empresarios sin escrúpulos  que se aprovechan de la inocencia de aquellos que su único pagaré es la ilusión. Y cuando uno empieza y quiere entrar en alguna plaza, hay empresarios que, o pagas ese peaje, o lo paga otro y a ti te mandan a tu casa. Por desgracia estas cosas pasan. Y todos en algún momento de nuestras carreras hemos pasado ese filtro. Y el que te diga lo contrario se miente a sí mismo. Y no es una deshonra decirlo, lo que es una deshonra es callarlo. De ahí viene lo de que en momentos puntuales, o tienes detrás factores externos que te avalen, o te mandan para tu casa.

P. ¿A qué toro volverías Antonio José? ¿Qué faena volverías a realizar?

R. A todos. Daría lo que fuera por volver  a empezar y encontrarme con ese primer becerro, con ese primer novillo, con ese primer toro, con ese primer triunfo, y hasta con esa primera cornada.

P. Cambiemos de tercio ¿Qué pasa con la plaza de toros de Caravaca? ¿Por qué no se dan toros allí?

R. Pues lo que pasa es una verdadera pena. Hoy en día las plazas de toros públicas se cierran o se abren al gusto de los partidos políticos que las gobiernen. Se están dando casos en muchos pueblos de España  en los que los políticos usan esta hipócrita moda animalista hasta en sus programas electorales para conseguir votos o apoyos de pacto de otros partidos. Esperemos que esta situación cambie y se celebren toros en cualquier  sitio y con cualquier partido político, sea del color que sea. Porque el toreo es  tradición, es legal, es libre y es del pueblo. Y no está afiliado a nada ni a nadie.Rubio_3

P. ¿Te fías de un político que dice ser taurino? Alguno bueno habrá…

R. Existen dos tipos de personas, “los que hacen lo que dicen” y  luego están los políticos que son “los que dicen lo que van a hacer”, y luego donde dije una cosa, hago otra. Por lo tanto un político por muy taurino que sea, a la hora de la verdad despliega  las velas  según  venga  el viento y pierde toda la credibilidad.

P. Enamorado del toro y enamorado de tu hijo. Y si te dice algún día “Papá quiero ser torero”…

R. Tengo clarísimo que le inculcaré la pasión y el respeto por el toreo que yo tengo, pero sinceramente no me gustaría que siguiera mis pasos, porque me haría sufrir muchísimo. Pero si algún día quiere ser  torero y me dice que torear le hace feliz, le apoyaré hasta morir.

P. ¿Cómo ves el estado de la fiesta actual? Azul oscuro casi negro…

R. Quisiera pensar  lo contrario, pero no está  pasando por su mejor momento. Y los culpables de eso somos todos los que formamos parte en ella (empresarios, toreros, ganaderos, aficionados, periodistas, etc.,). Creo que entre todos hemos abusado del espectáculo durante varios años de una forma desordenada y desacertada y eso le ha causado la mala salud que tiene ahora. Yo tengo un dicho que dice que “la presa del río se debe abrir según demande la tierra, no al antojo del amo”, porque el agua que  discurre ya no vuelve. Pienso que nos ha faltado unión para protegerla y defenderla, al igual que también nos ha faltado preocuparnos más por entenderla y enseñarla.rubio_7

P. A mí me preocupa una cosa. Cuando voy a una plaza de toros y no veo juventud se me cae el alma a los pies ¿Cómo atraemos a los jóvenes a la fiesta? ¿Cómo le quitamos el sambenito de ser una cosa para viejos?

R. Pues precisamente porque no nos hemos preocupado en enseñarla. Yo desde mi humilde persona formé durante tres años una escuela deportivo-taurina en Cehegín y por allí pasaron más de cien personas entre niños y jóvenes, hice talleres taurinos, realice charlas, puse videos, los lleve al campo a torear unas becerras. También he visitado las aulas de varios colegios para hablar de toros a los niños. He visitado  cada año las escuelas de discapacitados para torear de salón con ellos. He visitado a los niños inmigrantes de la casa parroquial de Cáritas de Cehegín  para enseñarles el toreo. Pero claro, eso lo he hecho yo, que no soy nadie. Si eso lo hiciera José Tomas, Roca Rey o El Juli, seguro que hoy día nos iría mejor.

P. En este mundo hay alegrías y decepciones. Yo, que no me pongo delante del toro me las he llevado. Supongo que como en todos los lados. ¿Cuál es tu mayor satisfacción y tu decepción más acusada?

R. Satisfacciones todas, el toreo me ha hecho ser un hombre, me ha hecho ser quien soy  y me ha hecho ser como soy y  me siento recompensado por ser torero cada día que pasa. Sobre las decepciones, seguro que las hubo, pero tengo una virtud y es que soy una persona que lo malo no lo memorizo.

P. Yo te descubrí en la plaza de toros de Lorca. Eres parte de ella. Tu carrera nació allí. Me acuerdo de tu debut un septiembre del año 2000. Con José Antonio Tirado Ponce y José Luis Cañaveral. ¡Qué bonito sería que un hijo de esa plaza volviera a ella cuando esté lista para albergar otra vez festejos taurinos! Allí estaré para verte.

R. En la Plaza de Toros de Lorca fue donde empezó  todo, allí fue la primera plaza donde toree a puerta a cerrada por primera vez siendo niño, allí  conocí a mi apoderado Juan Reverte, allí toree mi primer festival rodeado de figuras, allí he triunfado en muchas ocasiones y siempre he dicho que es el mejor sitio donde he escuchado sonar una  banda de música debido a esa maravillosa acústica que tiene la plaza. Sería maravilloso volver a pisar ese ruedo.

Gracias Antonio José por atender a ElMuletazo.com y recuerda siempre eso de que un guerrero no renuncia a lo que ama, sino que encuentra el amor en lo que hace.

Así es, esa es mi filosofía. Gracias a ti por apoyar el toreo y a los toreros.

Por Fran Pérez @frantrapiotoros