DAVID FERNÁNDEZ GANA EL ESCAPULARIO DEL SEÑOR DE BURGOS EN RECUAY (PERÚ)

Freddy Villafuerte, de azul pavo y oro, debutaba en esta localidad luego de su extensa trayectoria como matador de toros. Anunciado desde la víspera, recién pudo presentarse esta tarde para abrir plaza ante un pupilo de su casa que no colaboró pues manseó y terminó pegado a la barda del ruedo. Faena corta del voluntarioso matador que optó por no extenderse ante la condición del animal. Estocada desprendida. Silencio.

Cristóbal Pardo, escarlata y oro, recibió al segundo desplegando el capote con torería del cual el morito sale suelto. Le indica a su picador David de la Barra que apenas lo señale, luego en los medios el quite es por navarras que remata por la vistosa revolera. El diestro colombiano estuvo capaz y justificado plenamente pues hizo lucir a un astado que no decía nada y al que le enseñó a embestir logrando buenas series por ambos pitones haciendo ver mejor al morito. Estocada recordando al célebre rincocncito conocido, de la que no demora en caer el burelito. Dos orejas que pasea entre clamores.

David Fernández,  de lila y oro el torero murciano, se ha justificado en sus dos actuaciones plenamente. Sabe torear con todo el cuerpo, coge la muleta con empaque y sus pases son siempre alargando la mano. Tuvo en el que cerraba plaza un buen ejemplar, noble y fijo siempre en la muleta, pasaba con nobleza y acudía al toque de su matador hasta el final del muletazo.

Fue, además, el más serio y cuajado del lote. Buen pupilo de Apóstol Santiago que sin embargo no rompió en extraordinario porque tuvo carencias como la de no humillar. Luego de pedirlo el ganadero, la petición por la gracia fue creciendo para terminar otorgándola el Juez que se lo pensó. Dos orejas simbólicas y declarado triunfador el matador ceheginero.IMG-20180917-WA0018IMG-20180917-WA0016IMG-20180917-WA0017IMG-20180917-WA0014IMG-20180917-WA0015IMG-20180917-WA0013

Javier Díaz El Javi, tal como lo hiciera en la víspera, volvió muy resuelto a la puerta de los sustos a plantar rodillas a tierra para recibir a porta gayola al tercero de la tarde y salir perseguido luego del lance. El torito tenía condición para aprovecharlo a media altura.

Porfió en terrenos poco favorables  el carismático torero émulo morantista que conecta con los públicos merced a su personalidad. Pasó las de Caín con los aceros hasta acertar luego de varios intentos con la cruceta. No obstante, la gente agradeció su entrega con palmas.

Triunfador de la feria de Recuay resultó el matador español David Fernández haciéndose acreedor al Escapulario del Señor de Burgos.Portada-David

Ficha:

Recuay, Ancash (Perú) Domingo 16 de setiembre del 2018.

Toros de Santiago Apóstol, destacaron el tercero y cuarto que fue indultado.

Freddy Villafuerte: Silencio.

Cristóbal Pardo: Dos orejas.

David Fernández: Dos orejas simbólicas tras indulto.

@elmuletazo Informa desde Perú Martín Campos.