LA PREGUNTA DEL VERANO por Fran Pérez

¿Y los murcianos pa´ cuándo? Eso es lo que diría Jennifer López al ver los carteles de la feria taurina del arroz. Y no le falta razón. En una feria de la extensión de Calasparra se echa de menos la inclusión de algún novillero de la tierra, sobre todo cuando en el ciclo están anunciados novilleros (no voy a nombrar a ninguno) que tienen menos o igual experiencia que alguno de los murcianos que se han quedado fuera. Es decir ninguna. Hasta última hora, la mesa de trabajo debatió si incluir al ciezano Samuel Rodríguez, que hubiera llegado a Calasparra con una novillada toreada en su pueblo. Si lo de Samuel era una temeridad, lo de los que están anunciados y no han visto un pitón en esta temporada ¿no lo es?

Caso distinto es el de José Manuel. Pidió la de Miura y debería haber estado anunciado en ella. Pero la noche de aquel 8 de septiembre de 2016 pesa mucho. Las palabras en caliente muchas veces hacen tapar otras virtudes. Cosas de humanos. Pero también es de humanos rectificar. Este asunto está durando demasiado en el tiempo. No me pongo a favor de nadie, sólo noto que José Manuel y Calasparra están condenados a entenderse. El clamor vivido en la plaza en aquella novillada desafío de ganaderías portuguesas en 2015 con la plaza prácticamente llena y el buen hacer en 2016 con la de “El Cubo” lo ratifican. En esta vida, siempre pesan más los buenos momentos. Espero que no sea demasiado tarde. Y si lo fuera, es porque el día 17 de agosto en Madrid, a este novillero le cambia la vida para bueno.

Por otra parte, los murcianos tenemos una verdadera suerte. Tener dentro de nuestras fronteras una feria de la importancia y seriedad para el aficionado como la de Calasparra es todo un lujo. Y aunque la López diga la dichosa preguntita del verano, lo que está claro es que es una feria muy interesante. La variedad de encastes y el toro por bandera da pie a pensar que en esta corruptela en la que está sumida el mundo del toro hay una gota de esperanza. Y esa gota de esperanza viene de la mano de la empresa de Pedro Chicote. Su apuesta por Calasparra y su afición han llevado a la feria del Arroz a ser la mejor feria de novilladas de España, y a Calasparra a ser la plaza más respetada de la Región.36434290_2102396393378475_2010266735747268608_o

Eso no lo sabía Cayetano el lunes, aunque doy fe, que después de los pitos en la despedida se dio cuenta. Lo que tiene no pisar esta feria de novillero. Pasa lo que pasa. Si alguna vez vienen esos que van a tomar la alternativa precipitadamente en septiembre de matadores de toros sin saber lo que es una novillada de verdad (aunque, para ti y para mí, tienen menos posibilidades que yo con esa de la pregunta) se darán cuenta que aquí eso de voy a un pueblo pasa a otro nivel. Cayetano la coló, como tantas tardes, pero también lo hizo Victorino con un indulto antirreglamentario hace unos años y aquello pareció una fiesta.

Tampoco queremos que una plaza de toros de tercera se convierta en Madrid. Mientras que la dignidad quede patente las figuras siempre serán bien recibidas en Calasparra. Que es complicado, pues sí, pero como para decirle a Chicote que el año que viene no contrate a Roca Rey porque en la Villa del Arroz no gusta, que las verónicas de Morante solo las aprecian la Juana y el Mellinas o que deje a Talavante sentado en el salón de su casa porque sus naturales sientan mal en La Caverina.

Hablando de sentar mal, mira que no me lo creo. Va y se presenta la novillada en clase práctica de la feria de Murcia y no se cuenta con los novilleros sin picadores murcianos que más están toreando esta temporada y triunfando en certamen de importancia. Como debe ser, hay tres representantes de la escuela taurina de Murcia. Hasta ahí todo bien. Trigueros, Acebo y Angelín. Es lógico, que en la novillada que organiza su escuela estén anunciados. Lo que no se entiende es que dejen fuera a Cristóbal Ramos “Parrita”, a Jorge Martínez y a José Nicolás. Si de verdad esta novillada va con la colaboración de la Consejería de Presidencia, esta debería haber exigido la presencia de estos tres muchachos que son también de Murcia.

Pero claro, son ex de la escuela. Antiguos alumnos que se fueron o los echaron en busca de un futuro mejor. Y parece ser que lo encontraron. Como decía otra mujer explosiva en el un, dos, tres,  La Bombi:  ¡Y eso duele!

Fran Pérez @frantrapiotoros