UN PLETÓRICO PACO UREÑA REGRESA A LA SENDA DEL TRIUNFO EN ISTRES (FRANCIA)

El lorquino Paco Ureña ha vuelto a saborear las mieles del triunfo en las exigentes tierras francesas. Algo que siempre es importante, más aún si cabe cuando un torero arrastra una dolencia tan comprometida.

Dos orejas que pudieron ser cuatro si no hubiese malogrado con el acero la soberbia faena realizada al tercero de la tarde.75D3DFDD-DAB0-43B0-ADA4-A8B2900D57C050C30107-6620-4177-A9E5-CA7534C4A963CA6D86DD-3C77-4ECF-BD7B-B95E0752DD9DAA2C15A2-F00A-4292-B77A-251556FE6B8E9F93A671-A415-4D86-B85B-035CC7E4114F-1068x712639CCD43-024E-482D-93DB-E91E773F5F3F-1068x712

Con el último del festejo se volcó el murciano. Faena completa, muletazos eternos por ambas manos que enloquecieron a la afición de Istres. Faena en esta ocasión bien rematada con la espada y dos orejas indiscutibles. Triunfo rotundo.

Le ha acompañado en la salida a hombros un maestro de la talla de Enrique Ponce. A Curro Díaz le correspondió el peor lote.

 FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Istres (Francia). Toros de Adolfo Martín desiguales. Aplaudido el último. Casi lleno.

Enrique Ponce, silencio y dos orejas tras aviso

Curro Díaz, ovación con saludos y silencio

Paco Ureña, ovación con saludos y dos orejas. Entrada: Casi lleno.

El Muletazo @elmuletazo

Fotos: Justine Messina