LOS DE PARTIDO DE RESINA NO SE LO PONEN FÁCIL A “RAFAELILLO” EN NIMES EN UNA TARDE DONDE LA ÚNICA OREJA FUE PARA JUAN LEAL

f999x666-125599_220664_5Comenzó la feria de Pentecostés de Nimes con la vuelta de los toros de Pablo Romero al coliseo romano de la ciudad tras quince años de ausencia. Una corrida de gran presencia en la que los toros guapos sevillanos dieron un juego desigual.

Rafael Rubio Rafaelillo recibió en primer lugar a Majorito  de 544 kg.  Un ejemplar que manseó y fue difícil. Tomó el de Partido de Resina cuatro varas de las que las dos primeras acudió con alegría y las dos últimas el toro se paró mostrando ya indicios de que en la muleta lo iba a poner complicado. El toro sabía lo que se dejaba atrás y tan sólo permitió al murciano dar una tanda esforzada con la mano diestra. Lo intentó Rafaelillo por la zurda pero el toro protestó y la labor fue imposible. Lo dio todo el torero ante las dificultades del animal, pero el mal uso de la espada y el descabello, dejó el esfuerzo en silencio.f999x666-125600_220665_23

El cuarto se desplazó de salida y el murciano aprovechó la circunstancia para dejar un buen recibimiento a la verónica iniciado por su ya clásica larga cambiada en el tercio. El de Partido de Resina fue a menos. En la muleta el toro, aunque dócil, no tuvo emoción y la faena de Rafaelillo no tuvo el eco deseado. Quiso sacarle partido con la zurda intentando llevar la toro largo. Al comprobar que la emoción era inexistente el de Murcia se fue a por la espada recetando una media caída y una estocada entera que acabaron con el soso toro de Partido de Resina.

Thomas Dufau le dio la bienvenida a Playero 547 kg con cinco largas de rodillas y  buen tono capotero. Este toro fue un buen ejemplar que llegó a la muleta con muchas posibilidades para el triunfo. Thomas Dufau le realizó una faena voluntariosa donde lo mejor llegó en las series con la mano derecha. Un trasteo serio al que le faltó rotundidad para llegar a cotas de triunfo. Probó al toro por la izquierda y remató el trasteo con buenas manoletinas. Tras un pinchazo y una estocada se dio una generosa vuelta al ruedo. El quinto fue un toro difícil que sembró el pánico en los primeros tercios entre las cuadrillas. El francés lo intentó todo en la muleta pero el toro no era propicio la el lucimiento recibió el silencio del respetable.

Juan Leal se las vio en primer lugar con un toro abanto que le costó entrar en el capote. Tras un buen quite por zapopinas el toro pareció querer coger más los trastos y llegó a la muleta con interés. Antes, el subalterno Marco Leal estuvo sensacional con las banderillas y saludó desde el tercio. Comenzó la faena Leal en los medios, cambiándose al toro por la espalda. La primera serie por el pitón derecho fue limpia y lograda. Poco a poco el toro se fue parando. El de Arles se arrimó y dio muestra de su valentía ante un animal ya aplomado. Terminó por bernadinas ajustadas para después pinchar y dar un bajonazo. Saludó una ovación.780CE38B-A338-447E-8ACF-842F8B67AA97

El sexto se dejó con el capote y Leal dejó un gran recibimiento a la verónica que despertó al público. Buena pelea del toro en el caballo que demostró bravura y derribó a la cabalgadura. El toro en la muleta se arrancaba con alegría de largo y Juan le dio tandas muy logradas de derechazos donde se escucharon las ovaciones más fuertes de la tarde. Con la izquierda dejó buen toreo al natural. Templado y cadencioso Juan volvió a la derecha para rematar su actuación con una nueva tanda rotunda de derechazos. Pinchó en la primera entrada con la tizona para dejar luego una buena estocada que desencadenó una fuerte petición de oreja que la presidencia otorgó, convirtiéndose así en el triunfador de la tarde.

Ficha:

Plaza de Toros de Nîmes (Francia) Viernes 18 de Mayo de 2018, 1º de feria de Pentecostés. Toros de Partido de Resina, de buena presencia y juego desigual.

Rafaellilo: silencio y silencio

Thomas Dufau: Vuelta al ruedo y silencio.

Juan Leal: ovación y oreja

Entrada: Menos de media entrada.

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Cultoro