REPRESENTACIÓN MURCIANA EN LA GALA TAURINA DE LA DIPUTACIÓN DE VALENCIA QUE DEBE SER UN EJEMPLO PARA LA REGIÓN DE MURCIA

Entrega trofeos taurinos Diputación foto_Abulaila (8)La Diputación de Valencia celebró en la noche del pasado viernes 15 de diciembre la gala de entrega de premios a los triunfadores de las ferias de Fallas y Julio del año 2017. El acto, celebrado en la Sala Alfons el Magnànim del Centro Cultural La Beneficencia de la ciudad del Turia, contó con la presencia de premiados, autoridades, una importante representación del mundo del toro. Todo un acontecimiento taurino para cerrar la temporada taurina en el Levante español dirigido por el diputado responsable del área de Asuntos Taurinos de la corporación provincial de Valencia, Toni Gaspar.

En la gala hubo representación murciana, ya que el torero de Lorca, Paco Ureña recogió el premio a la mejor faena de la feria de Julio.Entrega trofeos taurinos Diputación foto_Abulaila (6)

Una faena épica que quedará grabada en las retinas de todos los que tuvieron la suerte de vivirla y de la que los aficionados siguen hablando en todos los corrillos taurinos valencianos. Un trasteo que escandalosamente fue sólo premiado con una oreja a pesar de la fuerte petición del segundo trofeo. Ese día el presidente no estuvo afortunado y no logró ver lo que la Diputación premió ayer como lo mejor de la temporada en Valencia.

Además de Ureña también se entregaron los premios a la  mejor faena de matador de toros de la Feria de Fallas para  López Simón, al mejor subalterno de la Feria de Fallas para Raúl Martí, al mejor faena de novillero de la Feria de Fallas para Diego Carretero, al mejor toro y mejor ganadería de la Feria de Fallas para Domingo Hernández, al mejor subalterno de la Feria de Julio para Domingo Siro, al mejor toro de la Feria de Julio para ‘Remiendo’ de Cuadri y a la mejor ganadería de la Feria de Julio: para Luis Algarra Polera.

Ojalá que la próxima Mesa de la Tauromaquia que pretende constituir el gobierno de la Región de Murcia aborde el tema de celebrar una gala de entrega de premios, como esta tradicional de la Diputación de Valencia, a los mejores taurinos que han pasado cada temporada por las plazas de la Región con el voto de todos los representantes de la afición murciana. Unos representantes que deben ser los que a cambio de nada trabajan para que la fiesta de los toros tenga la presencia que merece en sus pueblos y ciudades. Y es que los aficionados a los toros,  han de ser la base para cimentar un proyecto de futuro con el único interés de defender, apoyar y dar difusión a la tauromaquia como parte de la cultura de nuestra tierra. Sin afición no puede haber empresarios que organicen festejos para que les compren entradas. Sin afición, no puede haber profesionales que se ganen la vida con un trapo rojo delante de las astas de toro ni ganaderos que aguanten un animal cinco años comiendo, ni pintores que se inspiren en la magia vivida entre la bravura y la valentía impregnada en el ruedo, ni poetas que “a las cinco de la tarde” compongan estrofas por medias verónicas recitadas con la voz ronca de Paco Rabal, ni cuerdas vocales que canten sentimientos a lo Rafael de León, Quintero y Quiroga, ni niños grandes, que como tú que nos lees, sientan la piel de su abuelo cada tarde al recordar la primera vez que fueron a los toros agarrados a su mano.

Fran Pérez @frantrapiotoros