IU LORCA: “LA COMPRA DE LA PLAZA DE TOROS ES UN CAPRICHO RUINOSO DEL ALCALDE”

wOsmCdXbUVCBKYx-800x450-noPadLa alegría por la próxima recuperación de la plaza de toros de Lorca que tienen la gran mayoría de los lorquinos no se siente igual en el partido minoritario de Izquierda Unida. O mejor dicho, no le ven ciertas personas de ese partido minoritario preso de las ideas del hombre de la coleta. Según declaraciones de la concejal de IU-Los Verdes en el Ayuntamiento de Lorca, Adoración Peñas, la compra de la plaza de toros de Lorca es un capricho caro y ruinoso del señor alcalde de la Ciudad del Sol, Fulgencio Gil. La edil en lugar de apoyar la reconstrucción de un escenario en pleno pulmón de la ciudad, que además de corridas de toros, va a ser centro de la cultura y el ocio de la comarca del Guadalentín acogiendo todo tipo de espectáculos y acontecimientos, lamenta la inversión del equipo de gobierno municipal del PP apoyado firmemente por el PSOE y Ciudadanos afirmando en que Lorca tiene otras prioridades como el casco histórico de la ciudad.

Adoración Peñas se agarra al viejo clavo del casco histórico de la ciudad para enmascarar su antitaurinísimo. Algo que ya mostró el pasado mes de julio cuando el pleno del Ayuntamiento aprobó negociar la compra del inmueble obligando a plataformas afines a su partido a sacar comunicados en contra de la compra de la plaza de toros, como los que emitieron la asociación animalista de Lorca y la plataforma por la educación, que se metieron en un tema que nada tiene que ver con lo que defienden.  

La concejala de IU olvida que en junio de 2016, su compañero de partido, el también concejal, Pedro Sosa, que se las da de taurino en la intimidad y de ser amigo del mismísimo José Tomás, se fotografió en el ruedo de la plaza de toros de Lorca con concejales del grupo municipal Socialista y Ciudadanos apoyando la compra y reconstrucción de la plaza de toros de Lorca. Foto que les mostramos a continuación y que muestra que lo que defiende la señora concejal no tiene la unanimidad dentro de su grupo municipal.

1
Pedro Sosa de IU, el cuarto empezando por la izquierda, en 2016 en el coso de Sutullena

Lorca se da la enhorabuena estos días por la recuperación del viejo coso de Sutullena que cumple en este año 2017, 125 años de historia en la ciudad. Taurinos y no taurinos llegan a la misma conclusión ¡Ya era hora!

Y es con la plaza de toros otra vez abierta se abre una nueva etapa para la cultura en la ciudad, con un escenario con más de seis mil espectadores, y que podrá acoger espectáculos que no podían venir a Lorca por la ausencia de un recinto de la magnitud y capacidad del que se va a recuperar. Unos acontecimientos que llevan a las ciudades y su hostelería 1,3 millones de euros en tan sólo un fin de semana. Es tan sólo informarse. Lo que lamentablemente, museos pictóricos locales no consiguen. Darle vida a Lorca si es una prioridad. Y una vez contemplada la vida, hay sitio para todo. Para etnografía, mineralogía y rock and roll.

Creo que es necesario recordar a la señora Peñas, que en la plaza de toros de Lorca no existía ningún museo y que los que se pretenden crear en su interior tras la restauración, aunque ella piense que no, tienen todo el sentido, ya que los toros fueron, son y serán una afición arraigada dentro del corazón de los lorquinos, tal y como lo demuestra un Club Taurino fuerte con más de cuatrocientos socios que se ha situado entre uno de los mejores de España por la calidad de sus actividades y lucha por ver la plaza de Sutullena otra vez en activo. Además, como lorquina, seguro que conocerá que un hijo de la tierra está llevando el nombre de Lorca por todo el mundo como el torero predilecto de la afición que hoy es. Se llama Paco Ureña. También conocerá a Pepín Jiménez, que es una religión al toreo como Maradona al fútbol. Y sabrá quién es el Narro, Viseras, Campoy y que antes de Sutullena, en donde está la urbanización Miguel Ángel, existía otra plaza de toros de madera, y que se dieron toros en la Plaza de España y en la calle Mayor del Barrio de San Cristóbal. Para no tener historia taurina ya se puede llenar una sala….

Con el museo de carruajes pasa lo mismo. Negar la afición al caballo, con una Semana Santa apoyada en ello, y los enganches de los lorquinos es no conocer a las gentes de la ciudad que se pretende gobernar.

Me declaro contagiado por el virus de querer a Lorca, si estar contagiado significa verla crecer, ver a sus gentes contentas, ver a los hosteleros con caras sonrientes, acoger gente de fuera con ganas de vivirla, ver cosas en mi ciudad sin tener que trasladarme a otras ciudades cercanas y fardar de ella como la cabecera de comarca que es.

Y creando riqueza, y haciendo de Lorca una ciudad viva culturalmente hablando, habrá más posibilidad de crear puestos de trabajo y mitigar los problemas que le afectan.

Adoración, este no es un debate toros si y toros no. Quítese el yugo de sus socios morados. Cuando se trata de pensar en Lorca no hay complejos que valgan.

Fran Pérez @frantrapiotoros