“Estoy aquí por ti”

A los pies de la catedral de Murcia, una noche de octubre de esas que el verano se resiste a ceder al otoño, nos dimos un abrazo. Te vi aparecer montado en esa silla a la que odiabas pero que empujada por tu ángel de la guarda enviado por Santa Catalina se hacía más llevadera. ¡Qué cojones tienes! Me dijiste. Y sin decirnos nada más, ante los ojos de tu mujer, nos dijimos con ese gesto que el año no estaba siendo bueno para ninguno de los dos. Yo sabía que tu salud cojeaba, tú sabías que mi corazón estaba destrozado. Pero fue bonito ilusionarnos juntos ante un proyecto que tuvimos que dejar aparcado, porque Dios te llamó para que le escribieras crónicas taurinas en el cielo, para que le narraras los goles del Murcia al oído, para que le contaras de verdad la grandeza de ser murciano y para que le dijeras a mi padre lo mucho que le quiero. De una cosa estoy seguro, nunca el firmamento fue tan murciano como ahora.

Sin esperarlo, como un viandante bajo una tormenta de primavera, me calé de tu última sonrisa, de tu última lección, de tu última tertulia taurina. Y llegue a casa con la ropa impregnada del humo de tu postrero cigarro y con las mejillas mojadas por las lágrimas del que ve partir a un amigo, a un maestro, a una referencia sin poder sacar el pañuelo naranja del indulto.

Espero que ahí arriba sientas el calor que yo todavía guardo de tu último abrazo. Gracias por dejarme formar parte de este tu legado al que Pedro y yo tratamos de ponerle el mismo amor que tú le ponías, y el mismo picante. Mantener tu esencia era todo un reto. Si hemos llegado a la mitad, es todo un logro para nosotros. Seguro que te habrá llegado, pero tenemos “trillones” de lectores que cada jornada siguen la web, tu web, taurina referencia del mundo del toro de la Región de Murcia.

“Estoy aquí por ti” me dijiste en mi querida Lorca, una noche en la que clausuraste un ciclo taurino con palabras salidas del corazón para mi querida tierra y para la recuperación de algo que sentías a la par que yo. Muchos no saben que ese día ibas con una medicación que te dejaba K.O y sacaste fuerzas de donde no las tenías para no fallarme. Tu compromiso, tu lucha, como los toros bravos, viniéndose arriba en banderillas y embistiendo por abajo, de verdad a la muleta es la fuerza para que hoy revierta el sentido de esas palabras, y sea yo el que te diga que “Estoy aquí por ti” ,y que hasta donde las fuerzas y el tiempo me dejen, seguiré estando.

Estando con los toreros murcianos y pregonando sus proezas. Defendiendo a la afición de mi tierra y sus derechos. Admirando al toro bravo como eje principal de la fiesta de los toros. Diciendo las injusticias sin tapujos, vetos ni miedos. Y admirando a todo aquel que limpiamente pone su granito de arena para que la fiesta de los toros tenga el sitio y el reconocimiento que merece.

Va por ti mi querido Antonio.Sin título-1

¡Viva la fiesta de los toros! ¡Viva Murcia! y #SutullenaYa

Fran Pérez @frantrapiotorosfran perez opinion