EL CALOR DEL LLENO (Calasparra, crónica festejo 30 Julio)

La mejor de las noticias de la corrida del día de Los Santos Patrones de Calasparra 2017 fue la gran entrada que registró la plaza de toros de La Caverina. Se rozó el lleno y eso con la ola de calor reinante en el Noroeste de la Región de Murcia que subió los termómetros hasta el infierno de los 42 grados es todo un logro. El gran acierto de la empresa fue anunciar al rejoneador Diego Ventura. Ya desde la mañana, el camión con sus espectaculares caballos era objeto de deseo de todos los que se acercaron a ver el sorteo de los toros de José Luis Pereda y “La Dehesilla” preparados para la ocasión. También arrastró mucha gente a los tendidos la popularidad de Padilla y el debut como matador de toros en su pueblo de Filiberto. Tres ingredientes que juntos fraguaron un lleno que da vida, más si cabe, a la capital del toro de la Región de Murcia.

A las 7 y media de la tarde, la gota gorda se calmaba con el rico líquido de las neveras, que también fueron multitud en los tendidos. Y en ruedo, se iniciaba un festejo en el que falló el ingrediente principal, el toro. Y no porque la corrida de Pereda estuviera mal presentada, porque los toros llegados del campo onubense lucieron una más que aceptable presencia, fue por el juego. Un deslucido encierro, soso y con poco fondo que dio al traste las ilusiones de los matadores de a pie. Todo lo contrario le pasó a Ventura, que tuvo un lote noblón y sin complicaciones  en el que hizo verdaderas virguerías con los caballos. Hubo quiebros magníficos y por un momento, a los que no nos gusta el rejoneo, nos hizo hasta divertirnos. Lo mejor de su actuación llegó con el cuarto, en el que Ventura supo fijar a un toro que manseo en los principios de faena pero que terminó metiendo en la grupa en un faenón ejecutado con el caballo “Nazarí”. No estuvo fino con la hoja de peral pero aun así y por el agradecido público y acalorado fue premiado con una oreja en el primero y dos en el cuarto que le abrían la puerta grande.

Cuando Padilla vio aparecer al primer toro de su lote seguro que se le pasó por la cabeza eso de que ¡Yo que pinto aquí! Y es que el de Pereda imponía, tanto o más que las meriendas de la Brigi, que son de trapío máximo y tres tenedores. Padilla jamás se entregó y su tarde pasó como ese que va con los amigos de la novia, que esta desenado que pase pronto. Al primero lo manteó desde la distancia y le cortó una oreja por ello. Con el cuarto, al que no se atrevió a banderillear por los problemas que estaba dando el toro en la lidia amén de los dos pitones que lucía el castaño, estuvo en plan dirección general de tráfico. Buscando precauciones. Fue ovacionado entre el desencanto de la gente que fue a verlo con otra actitud.

El lote de Filiberto tampoco fue fácil. El tercero pareció desplazarse bien en los primeros tercios pero se paró pronto ante la muleta del de Calasparra, que dejó sello en varios pases de pecho con sabor y tres naturales de categoría. La espada sigue siendo el gran problema de Fili porque dejó un sartenazo que hizo guardia y que enfrió a un personal con ganas de darle más trofeos. Cortó una oreja tras aviso.

El sexto, deslucido y sin clase, no permitió el lucimiento y todo quedó en la voluntad del de Calasparra y en el deseo de tener mejor suerte en una próxima comparecencia en la plaza de su pueblo.

En el tercio de varas de este último toro, se produjeron unos instantes de angustia al comprobar que tras el derribo del caballo por parte del animal, el piquero Pepe Aguado estaba inconsciente debajo del caballo. Su traslado a la enfermería fue un quinario porque el toro hizo por los que lo trasladaban creando el caos que al final sólo quedó en una fuerte contusión en el costado para el del castoreño.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ficha:

Plaza de toros de Calasparra (Murcia). Domingo 30 de Julio de 2017. Corrida del Día de los Santos.

Toros de José Luis Pereda y “La Dehesilla”, de buena presencia pero deslucidos en líneas generales.

El rejoneador Diego Ventura, oreja y dos orejas.

Juan José Padilla, oreja y ovación.

Filiberto, oreja y  ovación.

Entrada: Casi Lleno.

Incidencias: Parte médico de José Francisco Aguado: Durante la lidia del toro 6º sufre derribo del caballo, contusión lumbar. Firmado Dr. Robles

Fran Pérez @frantrapiotoros. Fotos: José Manuel García “Raspa”

 

A %d blogueros les gusta esto: