Que tome nota el Ayuntamiento de Lorca: el de Orihuela gasta 405.000 € en su plaza

Abandonada desde el terremoto. Entre la desidia de sus propietarios y la falta de iniciativas municipales, Lorca es testigo del abandono de su plaza de toros, sin una intervención del concejo para devolverle al pueblo parte de su historia. Solo un colectivo, SutullenaYa, y el Club Taurino se han puesto las pilas y llevado a cualquier rincón donde acuden (incluido el Palacio de San Esteban) su grito reivindicativa. Mientras esto ocurre en la Ciudad del Sol, a pocos kilómetros de ella y de Murcia, lee como “el PP de la localidad alicantina de Orihuela ha invertido 405.000 euros en reconstruir su plaza de toros. El consistorio levantino y su alcalde a la cabeza, Emilio Bascuñana, han presentado el proyecto de rehabilitación de la plaza de toros del municipio, un edificio histórico de 1907 en abandono y estado de ruina desde hace 30 años.

 

Tal y como explicó el arquitecto municipal, “el coso taurino oriolano se construyó en una estructura de tres a anillos circundantes a un ruedo de 1.420 metros cuadrados: el primero de piedra de sillería, el segundo en voladizo sustentado sobre viguetas de acero actualmente muy dañadas tras 30 años a la intemperie y el tercero sobre viguetas de madera, completamente en ruina. Por eso se procederá a la demolición de los dos anillos de la andanada de tendidos (dejando testigos de su ubicación original) mientras se consolida y limpia el primer anillo de mampostería como gradas del nuevo coso”.

 

Esto es voluntad política, vista de futuro y predisposición. El resto, estimado Paco Jódar, son milongas.