Este es el “sheriff” que tiene en la puerta Reverte

El hombre no tiene culpa alguna. Cumple las órdenes del jefe que es quien le pasa la lista de los malos que no deben entrar, y de los buenos que lo pueden hacer por la puerta de cuadrillas. El problema del “sheriff” de Reverte es que no admite diálogo, ni que le muestres el envío de solicitud de acreditaciones, que le digas que quieres hablar con algún representante de la empresa… Ayer se sabía de sobra el nombre de El Muletazo, en el momento que Pedro Mellinas y Laforet se identificaron, la respuesta surgió de inmediato. “El Muletazo no tiene acreditación”.

 

El caballero de gafas se quedó con su lista, ejerciendo de “mandao” y nosotros con toda la tranquilidad del mundo, sin ninguna escena, nos fuimos a taquilla a comprar nuestras localidades y a seguir pregonando nuestra libertad y poniéndole nombre y apellidos quienes ponen objeciones a desarrollarla.

A %d blogueros les gusta esto: