Esto es lo que quería Reverte y no pudo conseguir

El “ilustrado”, “señor” y “caballero” Reverte, empresario de la plaza de Blanca, pretendía vetando a El Muletazo entre otras cosas que las fotos que llegasen a nuestros lectores fuesen más o menos del corte de la que ilustra en portada esta información. Evidentemente no lo consiguió. Nuestro compañero Laforet trabajó desde el tendido como pudo y le obligaron, pero un profesional de este tipo te hace una instantánea desde el palo de un gallinero y la calidad de un natural de Filiberto, el cargar la suerte en una verónica de Adame, o el pase cambiado en los medios de mexicano más el toreo de capote de el de Calasparra, formaron parte de la más completa crónica de las publicadas por los medios locales del festejo del domingo, realizada por nuestro compañero Pedro Mellinas quien sacó rentabilidad a los 23 euros que pagó por su entrada. ¿Saben ustedes la libertad que produce escribir tras pagar el precio de una localidad? Nosotros sí, y otros no pueden decir lo mismo.