El padre del torero nos cuenta la última hora del estado de su hijo

[Img #9036]El Muletazo estuvo en contacto durante el día de ayer con Diego Belando, padre de Pablo, a través de nuestro compañero Alberto Castillo. Por la mañana las noticias no eran nada tranquilizadoras, más bien todo lo contrario. Se vivieron momentos críticos, de mucha incertidumbre. Preferimos ser prudentes para no alarmar y esperar para ver si la situación mejoraba.

 

Afortunadamente así fue. A última hora del día volvíamos a contactar con el padre del torero y la situación era mucho mejor. Incluso nos contó que le dieron un yogur y pudo tolerarlo, le incorporaron un momento en la cama y respondió bien, lo cual es una excelente noticia. Todo ello en la UCI del Hospital donde sigue ingresado. Allí estará al menos hasta el miércoles, día en el que, si todo va bien, pasará a planta.

 

En estas primeras horas, Diego es un padre desesperado al ver la mala suerte que persigue a su hijo en su camino hacia ser matador de toros. Por otra parte, se consuela al saber que estuvo cerca de ser mucho peor. Solo hace falta leer la valoración del Dr. García Padrós, que tantas cosas ha visto ya.

 

Le comentaba también el padre de Pablo a nuestro compañero Alberto Castillo, que ya en el callejón los profesionales vieron desde el capote el peligro que tenía ese novillo. En todo caso, nada podía presuponer la gravedad de lo ocurrido. Con todo ello, Pablo Belando demostró en la capital mundial del toreo que no se amedrenta ante el peligro, pese a lo evidente que este sea.  El destino le debe un triunfo que, con firmeza y pese a los duros reveses, llegará.

 

@PedroMMellinas