Gran dimensión de David Fernández en Moraleja

[Img #8918][Img #8912][Img #8915]El novillero de Cehegín continuó su progresión en tierras cacereñas en una gran novillada, que con el hierro de Guadajira, se lidió en Moraleja.

 

Abrió plaza el murciano, mostrando sus credenciales dese el principio. Ejecutó chicuelinas y gaoneras de bella factura con el capote, para continuar con la muleta con series largas y de calidad, destacando especialmente las realizadas por el pitón izquierdo. Tras despachar al utrero de estocada entera algo delantera, paseó la primera oreja y se le pidiendo la segunda.

 

En su segundo elevo todavía más el listón. Volvió a estar variado con el capote, destacando un quite por lopecinas. Con la muleta por momentos bordó el toreo, especialmente destacadas fueron las series con la mano zurda.  Entró a matar sabiendo que tenía los trofeos en sus manos y al entendido público extremeño entregado. Tras dejar media estocada, falló con el descabello y todo quedó en una gran ovación.

 

Fernando Flores, que sustituía al lesionado en Madrid Juan Carlos Carballo, escuchó palmas en su primero y toreó con calidad al segundo con el que falló con la espada. La nobleza del novillo fue premiada con la vuelta al ruedo.  El joven novillero dio la vuelta al ruedo.

 

Completó el cartel Alejandro Fermín que a la postre resultó el triunfador del festejo. Toreó realmente bien, pausado, artísticamente, y aprovechando la condición de sus dos buenos ejemplares. A sus manos fueron a parar la oreja de su primer novillo y las dos del que cerraba plaza. Justo premio a un novillero muy a tener en cuenta.

 

Plaza de toros de Moraleja. (Cáceres). Novillada de Feria. Más de media entrada. Novillos de Guadajira, bravos y nobles, el quinto y el sexto premiados con la vuelta al ruedo.

 

FICHA DEL FESTEJO

 

David Fernández, oreja con petición y gran ovación.

Fernando Flores, palmas y vuelta al ruedo.

Alejandro Fermín, oreja y dos orejas.  

 

Fotos:  Bartolomé Bernal