No es posible ningún acuerdo entre Bernal y Rafaelillo

Las posturas son realmente encontradas. Aunque hace días hubo conversaciones entre Rafaelillo, su apoderado Lionel Buisson y Ángel Bernal, el llegar a un acuerdo entre las partes ha resultado una pérdida de tiempo. De todas formas habrá que esperar a mañana para saber qué explicaciones da la empresa, también conocer las de un “mudo” Rafaelillo quien aguarda en sus carteles de invierno conocer la versión que Bernal da sobre lo ocurrido.

 

Este periódico hemos pedido el diálogo y la comprensión porque entendemos que bien por la parte que afecta al torero y a la empresa siempre habrá un perdedor. La fiesta no está para perder sino para sumar.

 

Rafa tiene toros el 11 de septiembre en Villacarrillo y sólo quedaba ya una fecha para su posible actuación el sábado 17 y de haberse dado una corrida hubiera sido un remiendo en una feria en donde el peso de estas son domingo, lunes y martes.