OVACIONES PARA PACO UREÑA EN SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES

El Fandi, Paco Ureña y López Simón hacían, este sábado, el paseíllo en la primera corrida de toros de la Feria taurina de la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, en la que se lidiaba un encierro de Hermanos García Jiménez.

El Fandi con el primero dejó una larga cambiada de rodillas en el tercio. Fue distraído el animal, soltándole siete verónicas hasta el centro del platillo de máxima calidad y a ralentí. Después, en banderillas, puso los tres pares con más facilidad que brillo. De rodillas en el centro del ruedo toreó con mucho ritmo y temple a un toro que embestía así, pero se vino soberanamente a menos el animal. Pinchó, se echó el toro y fue ovacionado.

Paco Ureña dejó un buen manojo de verónicas al repetidor segundo, que metía los riñones en el capote, hasta el centro del ruedo, donde dejó dos medias de cartel. Al toro se le dio un picotazo para que no perdiese el fuelle en la muleta y acertó el murciano, porque siguió manteniendo la boyantía y la voluntad de embestir un toro con mucho empuje hasta que lo exprimió. Y a la hora de entrar con la espada, dejó una estocada bastante suelta y todo se enfrió mucho. Todo quedó en ovación lo que podía haber sido una oreja de peso.

Al tercero, escurrido de carnes, pero con dos pitones astifinos como puñales, lo supo embarcar López Simón en el percal con cadencia y con mucho ritmo para dejarle una decena de verónicas y una media de mucho fuste. Comenzó de rodillas en el centro del ruedo, aprovechando con mucho mando la arrancada codiciosa del de Matilla, que siempre hizo cosas sorprendentes por el pitón derecho. Pero se confió con él Alberto, y supo pulsear las embestidas con inteligencia para ligar las series con la diestra. Le costó más al animal al natural, pero aun así también por ahí anduvo firme el de Barajas, que acertó, además, con la espada y paseó una oreja.

Al cuarto, más alto y más serio que el abreplaza, lo recibió Fandi de la misma forma, de rodillas en el tercio, para sacarlo luego a los medios, donde embistió con más ritmo en las chicuelinas que le propuso Fandi. Brusquito en banderillas, apretó a David un par de veces hasta ponerlo en aprietos después de clavar. Con la muleta fue lo que quiso el granadino. El típico toro abandonado a la repetición en el trapo que le proponían hasta el remate final con el de pecho. Mucha conexión con el tendido tuvo Fandi, que vio cómo se protestaba con insistencia la no concesión de la segunda oreja.

Paco Ureña estuvo muy bien con el quinto, un toro que sacó aspereza y correa, y estuvo firme con él, ofreciéndole mucha pureza. Y el animal embistió como podía, sin terminar de humillar. Repitió, eso sí, pero le faltaron los finales y la entrega. La lástima que lo despenó de una fea y caída estocada, saludando ovación.

Al sexto, un colorao de muy buena hechura, le puso López Simón todo el empeño para sacarlo a los medios pegando lances a la vez que intentaba fijar su celo en el percal y no en el tendido. Después de un gran puyazo se entregó Simón a muletear con buena estructura y con inteligencia para sacar partido de la embestida larga y a media altura de un animal más emotivo que bueno. Hubo muletazos de muy bella factura y una estocada en la suerte de recibir que valió una oreja de mucho peso tras un aviso que confirma su entendimiento con el aficionado de Sanse.

Fotogalería Sanse 3-9-2022

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de San Sebastián de los Reyes, Madrid. Penúltima de Feria. Corrida de toros. Un tercio de entrada.

Toros de Hermanos García Jiménez.

El Fandi, ovación y oreja.

Paco Ureña, ovación y ovación.

López Simón, oreja y oreja tras aviso.

Por Marco Antonio Hierro para El Muletazo y Cultoro

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: