«RAFAELILLO» SE VISTE DE TEMPLE Y CORTA UNA OREJA A UN «ADOLFO» EN LA PENÚLTIMA DE LA FERIA DE SAN ISIDRO

“La Verdad” regresó a Madrid después de la pandemia, o lo que es lo mismo, Rafael Rubio “Rafaelillo” volvió a hacer el paseíllo en la plaza de toros monumental de Las Ventas después de haberse recuperado de un tremendo percance en Pamplona. “La Verdad” cuenta con el respeto de la afición más leal de la primera plaza del mundo por su entrega bailando siempre con las corridas de toros más duras, por eso ese calificativo, pero el murciano dio este sábado la sorpresa a todo aquel que no conocía su faceta más artística. Las Ventas se esperaba a “Rafaelillo” del pundonor y se encontró con el más templado y torero posible.

“Mentiroso”, de Adolfo Martín, toro que abrió el festejo, no colaboró en los primeros tercios, mostró falta de fuerzas y llegó a la muleta con movilidad y poca gracia. Antes de eso “Rafaelillo” lo recibió con el capote con lances por bajo, exigiéndole al toro y mostrándole los caminos. Unos caminos que se iluminaron con la muleta, cuando nadie se lo imaginaba, ya que el toro llegó a claudicar en los primeros pases, el toro se afianzó, siguió la muleta del murciano con nobleza y se fue arriba para propiciar el triunfo. Y a “Rafaelillo” no se le escapó. Se vistió de temple y sacó su versión más torera, esa que guarda en el corazón cuando las alimañas no se lo permiten, pero el de Adolfo era un amigo, y los dos se fusionaron en pasajes templadísimos, con series de derechazos donde el relajo sobresalió. Hubo una tanda de naturales de gran calidad, llevando al toro largo humillado. Rezumaba el toreo. Siguió el torero con derechazos con mando, hilvanando las embestidas del animal y rematando las series con pases de pecho largos. Madrid aprobó su excelente labor, que para colmo fue coronada con todo un estoconazo arriba de efecto fulminante. La plaza se llenó de pañuelos y el presidente no tuvo más remedio que conceder la oreja. Despojo que paseó “Rafaelillo” con la sonrisa de Aníbal, el jefe del equipo A, con la satisfacción de ver como los planes salen bien.

Madrid estaba llena. Cartel de no hay localidades y muchos billetes. Olía a tarde grande, porque además del señor de la verdad, también toreaban Manuel Escribano, un tío que tiene todos los respetos y cosido a cornadas, y Alejandro Talavante, el reaparecido.

Escribano cuajó un buen tercio de banderillas con el segundo toro de Adolfo. Un animal que fue todo lo contrario que su hermano que abrió el festejo. Se esperaba mucho de él y terminó siendo un sosainas deslucido con el que el torero sevillano tan solo puso justificarse. Falló con la espada y escuchó silencio.

El tercero salió de chiqueros con temple y Alejandro Talavante aprovechó la circunstancia para dejar medio manojo de verónicas de buen aire. En varas el animal acusó falta de fuerzas y en banderillas se defendió. Su gran virtud era la humillación. Se lució con las frías Jesús Díez “Fini”, que saludó tras parear con emoción. Talavante no brindó el trasteo, se fue directo al toro para tratar de sacarle partido a esa humillación del animal, pero se encontró un toro complicado al que había que presentarle el carnet de torero. El bicho tomaba el primer muletazo con buen aire, pero en el segundo protestaba y se quedaba corto. El extremeño se puso, digamos que solventó la papeleta, pero es verdad que le faltó algo más de entrega. Hambre, que le dicen. Entró a matar desconfiado, fallando en reiteradas ocasiones y provocando las protestas del público. Madrid, decepcionado con alguien que fue su torero, lo silenció.

“Aviador II” salió luciendo su sombrero. Dos tremendos leños cárdenos que casi saltan el callejón. “Rafaelillo”, con la Puerta Grande rondándole la cabeza, se lo sacó a los medios con oficio y extrema emoción. Madrid se lo agradeció tributándole una sonora ovación. En varas, el animal se arrancó de largo y propició que Agustín Collado realizara la suerte de manera excepcional levantando al tendido 7 de sus asientos. Tras un tercio de banderillas con poca brillantez, “Rafaelillo” se fue a los medios a brindar la faena a la afición de Madrid por todo el cariño que le ha dado. Sin importarle el viento reinante, el murciano se sacó al toro a la segunda raya. Se entregó buscando el premio gordo, pero el toro de Adolfo no le acompañó en sus pretensiones. Deslucido y con poca entrega, el Adolfo se defendió, echó la cara arriba y dijo que: «nanay de la China». Valiente, el torero de Murcia dejó de nuevo su sello, esos tomates super raf que le cuelgan de ciertas partes. No hubo Puerta Grande, pero toda la lucha que lleva este torero en más de veinticinco años de alternativa bien que la merecen. Llegará. Tras no estar fino con la tizona, saludó una ovación.

El quinto fue otro toro complicado con el que Manuel Escribano mostró que él es también capaz de ir más allá del valor. Se fue a porta gayola, puso pares de banderillas arriesgadísimos y se la jugó con la muleta. Saludó desde el tercio.

El sexto de Adolfo se fue a los corrales por flojo y salió un sobrero de Garcigrande, con mucho peso y poco trapío que se enceló con la cabalgadura del picador. En su última oportunidad para poder triunfar en Madrid, Talavante tampoco encontró el lucimiento. Se afanó con el de Justo Hernández, pero este respondió a sus intenciones con falta de entrega y sosería. Dejó algún natural de buen trazo, pero poco más. Feria esta la de San Isidro de Talavante para olvidar, o para hacerle poner los pies en la tierra. Estuvo horrible con la espada. Escuchó música de viento.

Ficha:

Plaza de Toros de Madrid- Las Ventas-. Sábado 4 de junio. Penúltima de la feria de San Isidro 2022.

Toros de Adolfo Martín. Deslucidos en líneas generales. 1º noble. El 6º, un sobrero de Garcigrande tras devolverse un titular de Adolfo por flojo, deslucido.

“Rafaelillo”: Oreja y Ovación con saludos.

Manuel Escribano: Silencio y Ovación con saludos.

Alejandro Talavante: Silencio y Pitos.

Incidencias: Saludó tras parear al tercero Jesús Díez «Fini». El picador Agustín Collado ovacionado tras picar de excelente manera al cuarto.

Entrada: Lleno de “No hay localidades”.

Por Fran Pérez @frantrapiotoros / Fotos: Plaza 1

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: