GANADERÍA DE “ANDRÉS CELESTINO GARCÍA MARTÍN”: “DIONISIOS DE PRIMERA MANO”

Nos acercamos de la mano de nuestro colaborador Javier Salmanca a conocer unas reses históricas, una de esas joyas desconocidas del campo bravo español.

Los “Dionisios”, es un término aplicado a las reses criadas por el ganadero salmantino Don Dionisio Rodríguez. El legendario ganadero compró en 1950 reses de procedencia Santa Coloma-Buendía a la ganadera madrileña Doña María Dolores de Juana Cervantes, cuyo marido era muy amigo de los “Aleas”, ganaderos madrileños. Los éxitos no tardaron en llegar de manera continuada hasta su muerte. Fue muy querido por la afición de Madrid, Bilbao y por supuesto en Salamanca, y muy del gusto del empresario Manolo Martínez Flamarique “Chopera”.

Don Dionisio tuvo 4 hijos, 3 de ellos varones, Andrés, Paco, Dionisio (fallecido en 2017) y María Rita, que siguieron con la ganadería y crearon dos hierros en la Asociación. Uno fue vendido con parte del ganado al empresario vallisoletano apodado “El Taru” y el otro hierro, el de Rita, que era más antiguo que el de la Unión, al rejoneador Diego Ventura.

Los hijos del ganadero se cansaron del sistema y vendieron poco a poco parte del ganado, en concreto a los ganaderos Hnos. Mayoral y a Raso de Portillo, ambas divisas vallisoletanas, siendo las vacas que se vendieron de los hierros de la Asociación.

Decir también que hay “Dionisios” en las divisas charras de José Ignacio Rodríguez Gómez y en Aldeavieja.

Pero vayamos con el protagonista de nuesro reportaje, el joven ganadero Andrés Celestino García Martín, hijo, nieto y sobrino de ganaderos, su tío Andrés es uno de los hijos de Dionisio. Formó su ganadería en 2004 con reses de su tío Andrés y de María Rita. Además, lleva también la ganadería de su padre Don José Tomás García, de la misma procedencia y perteneciente a la Asociación (Agl), que años atrás tuvo ganado de otros orígenes.

Por lo tanto hablamos de “Dionisio” de primera mano y sin ninguna cruza. Unas 100 vacas entre ambos hierros, 70 en el hierro de Andrés Celestino. Ganadero que sabe lo que se trae entre manos, no lidia en ferias del circuito comercial, mantiene la ganadería, lidia en festejos menores y populares y vive el día del campo bravo con entrega y afición. Lucha por conservar  una de las sangres que más tardes de gloria dio al Campo Charro, sin sacar de tipo a sus animales y cuidando mucho el manejo en una preciosa finca  de unas 400 Hectáreas.

Podemos decir “a vuela pluma”, que no habrá más de 400 vacas de esta sangre derivada de Santa Coloma-Buendía, por lo que estamos hablando de algo que está en peligro de desaparecer, por lo que hay que ayudar a preservarlo.

Ficha ganadera:

Pertenece a: Asociación de Ganaderos de Reses de Lidia

Propietario y representante: Andrés Celestino García Martín

Divisa: roja y amarilla         señal de oreja: orejisana

Finca principal: Cuarto de la Iglesia, en el término de Castillejo Martín Viejo (Salamanca)

Procedencia actual: Santa Coloma vía directa Hijos. de Dionisio Rodríguez

Mayoral: Pepe Galache Martin

Texto y fotos: Javier Salamanca

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: