PUERTA GRANDE PARA FILIBERTO EN EL BONILLO

Tarde muy fría y lluviosa en la localidad albaceteña de El Bonillo. Primer compromiso del año 2022 para el calasparreño Filiberto, en la tierra que le vio nacer como torero.

Fijeza y clase mostró el primero de la tarde, destacando la calidad por el pitón izquierdo, con el que pudo dibujar excelentes naturales el albaceteño Andrés Palacios. Mató de entera atravesada y certero descabello, siendo premiado con la primera oreja de la tarde.

Decidido salió Filiberto ante el primero de su lote. Gustándose en el saludo capotero y en un ajustado quite por delantales antes de comenzar la faena de muleta bajo la intensa lluvia. Se derrumbó en la primera tanda, en cuanto el diestro le exigió. A media altura insistió el murciano, sin obligar al toro, consiguiendo pasajes de mérito por ambos pitones. Todo hecho en la distancia corta, con la seriedad y corte clásico que le caracteriza, que consiguió llegar con fuerza al tendido. Mató de estocada fulminante cortando la oreja.

De bonitas hechuras y cómoda cara el castaño tercero de la tarde. Más ocupado de mantenerlo en pie que de ejecutar el buen toreo que le caracteriza estuvo Mario Sotos en los primeros compases. A base de insistir y alargar la faena consiguió robar muletazos de bella factura en una faena que fue a más.  Certero con la espada, cortó una oreja al noble animal.

Prometió de salida por su entrega el cuarto de la tarde, esperanza que se derrumbó como el astado en la primera tanda de muleta. Arreció la lluvia al mismo tiempo que amainó la fuerza del de Garzón Valdenebro. No se descompuso ni aflojó Andrés Palacios,que toreó a cámara lenta, ejecutando naturales de impecable trazo. Casi media en buen sitio, fue suficiente para derribar al animal de forma inminente. Una oreja y puerta grande.

Bajo el diluvio Filiberto salió a por el quinto. Con torería y gusto comenzó la faena de muleta, tras intentarlo sin poder lucirse en los primeros tercios. Con la templanza que le caracteriza, el de Calasparra calentó la gélida tarde con muletazos y pases de pecho a cámara lenta. Noble y flojo como sus hermanos el de toro. Demostró haber aprovechado bien el invierno, estando llamado a empresas mayores. Abrochó la faena por ceñidísimas bernardinas antes de irse a por la espada. Se le fue desprendida y haciendo guardia la espada al primer intento, matando al segundo, lo que dejó el premio en una oreja.

Con mimo cuidó la cuadrilla de Mario Sotos al que cerraba la tarde en los dos primeros tercios.  Con tandas cortas fue administrando las embestidas del terciado animal para intentar alargar la faena. Protestó más que sus hermanos en la distancia corta, lo que impidió que el albaceteño llegase a acoplarse. El viento tampoco ayudó.  Enterró el acero al segundo intento, atascándose con el descabello. Generosísima oreja.

Plaza de toros de El Bonillo (Albacete). Toros de Garzón Valdenebro, manejables y flojos para:

Andrés Palacios, 1 oreja y 1 oreja.

Filiberto, 1 oreja y 1 oreja.

Mario Sotos, 1 oreja 1 oreja

El Muletazo @elmuletazo

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: