ROCA REY RECUPERA EN CEHEGÍN EL TRONO DEL TOREO

Morante de la Puebla, José María Manzanares y Roca Rey trenzaban el paseíllo, ante un casi lleno en los tendidos, en la tarde de este 13 de marzo, en la corrida de primavera de la localidad murciana de Cehegín. Se lidiaba un encierro de Juan Pedro Domecq, terciado, flojo, rozando algunas reses la invalidez, y noble en líneas generales.

Recibió Morante en el tercio al primero de la tarde. Inició doblándose por bajo, pero el animal acabó comprometiendo al sevillano al meterse por dentro. En su segundo intento logra sacar al animal a la verónica a los medios. Pelea discreta del toro con el pitón derecho en el primer tercio. Manifiesta falta de fuerza a la salida de la suerte. Entró tan solo una vez al caballo. El tercio de banderillas de desarrolló sin complicaciones, poniendo en suerte al toro sin muchos capotazos. Se cambió el tercio con tres palos en el dorso del animal. En la muleta de Morante se vieron vistosos derechazos del sevillano, que arrancaron las palmas y la música en Cehegín. Continuó empleando naturales un tanto deslucidos por la falta de fuerza del toro. En los últimos compases de la lidia intercaló molinetes y derechazos a media altura que arrancaron los olés de la afición de Cehegín. Estocada entera. Petición denegada correctamente por el presidente. Saludó una fuerte ovación.

Toro más escurrido de carnes que el primero, mal presentado. Salud capotero de Manzanares a la verónica. Salió el toro con mucha codicia embistiendo los vuelos del capote del alicantino. Muy mansa la pelea en el caballo, acaba perdiendo las manos a la salida del peto. Entró solo una vez. El segundo tercio de de llevó a cabo sin dificultades y con una lidia ordenada. Se cambió el tercio con los seis palos reglamentarios en el dorso del animal. Inició Manzanares con la mano derecha en los medios del ruedo, tanteando al animal a media altura. Continuó a base de derechazos que arrancaron las palmas del público. Insiste en la mano derecha Manzanares, esta vez descolgó el animal, Manzanares le bajó la mano acertadamente. Se vieron derechazos de calidad. El de Alicante basó su faena por el pitón derecho, privando al público de mostrarlo con la mano izquierda. Bajonazo. Petición y oreja.

Toro de pelo colorado gacho y un tanto brocho de cuerna. Mala presentación. Lo sacó Roca Rey a la verónica desde el tercio. El peruano lo puso en suerte por gaoneras muy vistosas, que arrancaron los olés del público ceheginero. Entró al caballo solo una vez, pues acusó notable falta de fuerza, no hubo pelea en el peto. La mansedumbre del animal se volvió a manifestar en el tercio de banderillas, pues se quejó en cada uno de los encuentros. Roca Rey inició la faena de muleta en los medios con la mano derecha, siendo deslucidos por la condición del toro, que además de no humillar, punteaba la muleta en cada uno de los pases. Insistió el peruano, no dando al animal por perdido. Acortó distancias Roca Rey, pegando derechazos circulares y terminando con un desplante frente al toro que despertó los aplausos del público presente. Suerte contraria y estocada entera y caída. Oreja para el peruano.

Toro colorado de discreta presentación el cuarto. Morante lo recibió en el tercio a la verónica, sacándolo a los medios con gusto. La toro fue devuelto a los corrales por invalidez.

Con el cuarto -bis-, un toro colorado, de salida lo recibió Morante con verónicas a pies juntos. En el primer tercio entró el toro al peto por el pecho del caballo, empujando y comprometiendo al picador por momentos. Entró una segunda vez al caballo. El tercio de banderillas se desarrolló sin mayores dificultades, dejando solo cuatro palos en el dorso del toro. Morante sacó a los medios al animal empleando muletazos ayudados por alto. En los primeros compases de el tercio de muleta se vieron derechazos que arrancaron la música en Cehegín. Continuó el sevillano por el pitón derecho, que arrancaron los olés del público. La movilidad del toro permitió el lucimiento de Morante, que lo probó por ambos pitones, viéndose lo mejores pases de la tarde hasta el momento. Suerte contraria y Pinchazo. Suerte natural y pinchazo. Primer aviso. Estocada entera baja. Ovación al torero y pitos al toro.

Toro colorado de mayor peso el quinto, pero de igual presentación que los anteriores. Manzanares lo recibió a la verónica, sacándolo hasta la segunda raya. En el primer y único puyazo no hubo casi pelea, quedándose el toro bajo el peto del caballo sin empuje alguno. Manzanares inició su faena de muleta en los medios, citando al toro con la mano derecha y culminando una serie de calidad con un buen pase de pecho. Continuó por el pitón derecho, la buena condición del toro le permitió bajarle la mano, viéndose derechazos de mucho lucimiento. Cambió a la mano izquierda, pero por este pitón el toro se quedaba corto, aplomándose más tarde sin acudir al cite del alicantino. Quedó claro que el pitón bueno del animal era el derecho. Manzanares vivió a este último acortando distancias sacándole los últimos derechazos de la faena. Culminó con suerte natural y estocada entera. Petición y oreja.

Toro de pelo negro y con falta de desarrollo muscular el que cerraba la tarde. El animal fue abanto de salida, costándole a Roca Rey fijarlo a su capote. En el primer tercio no hubo pelea alguna, perdiendo las manos a la salida del peto. Se cambió el tercio con un solo encuentro con el caballo. Roca Rey inició la faena de muleta doblándose por bajo y empleando molinetes, demostrando variedad de recursos. Continuó la lidia con su mano derecha en el centro del ruedo, dando derechazos largos y de calidad, volviendo a sonar la música en la plaza de Cehegín. Cambio al pitón izquierdo el peruano, viéndose también buena condición por parte del animal. Volvió a la mano derecha Roca Rey, esta vez a media altura, sacándole muletazos muy despacio. El toro fue el mejor de toda la tarde y el peruano lo entendió a la perfección. Terminó su lidia llevando al toro de los medios al tercio ayudándose por alto. Suerte contraria. Estocada entera y fuerte petición. Dos orejas y rabo.

FICHA:

Plaza de toros de Cehegín, Murcia. Corrida de toros de primavera. Casi lleno.

Toros de Juan Pedro Domecq, el 4º un sobrero del mismo hierro, anovillados, flojos y escasos de casta.

Morante de la Puebla: Ovación y ovación.

José María Manzanares: Oreja y oreja.

Roca Rey: Oreja y 2 orejas y rabo,

INCIDENCIAS: El festejo comenzó con más de media hora de retraso por la acumulación de público y falta de organización en los tendidos de sol. Se entregó a Morante de la Puebla por parte del Club Taurino de Cehegín una obra del artista Nicolás de Maya con motivo de su XXV Aniversario de alternativa. Se guardó un minuto de silencio por Felipe de Paco Calañés, periodista local de la Región de Murcia.

Por Antonio Zamora y Antonio Moreno para @elmuletazo

Fotos: Pedro Laforet

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: