«LOS ATANASIOS DE LA SEÑORA» INMORTALIZADOS POR PEDRO LAFORET

En las tierras sevillanas de Constantina se sitúa “Dehesa de Frías”, fortaleza de la seriedad y la integridad del toro bravo, donde pastan los toros de origen Atanasio Fernández de la recordada Dolores Aguirre Ybarra, o “la señora” como se le conocía en todo el panorama taurino.

Ahora es su hija, Isabel Lipperheide Aguirre, la que lleva las riendas de la ganadería con la ayuda de Fernando Pizarro, su fiel mayoral que continua con la filosofía que Doña Dolores quería imprimir en la crianza del toro. Su principal objetivo es volver de nuevo a las grandes plazas, como Madrid, Pamplona o Bilbao, donde esta vacada siempre ha ofrecido a los aficionados grandes tardes con el juego bravo, encastado y con verdad de sus bureles.

Aunque todavía no hay nada oficial, parece que los de Dolores volverán la próxima temporada a la plaza de toros de Vistalegre de Bilbao e incluso podrán aparecer en la cartelería de Pamplona, en el caso de que la Casa de Misericordia, institución que dirige la plaza de toros de Iruña, decida alargar el serial sanferminero.

En esta dehesa se palpa el respeto, si ama al toro y lo mejor, no se sabe lo que es una escofina. Así lo decía la jefa y así se sigue haciendo: “Lucho por el toro íntegro en el sentido más amplio de la palabra. “No consiento, bajo ningún concepto, la manipulación de ningún tipo, ni para un lado, ni para otro: afeitar, ni sacar punta, ni darles no sé qué para que vayan más tranquilos en el camión. Eso de meterles en el mueco o que les den calmante… ¡de eso, nada de nada!”.

Aunque siga cuidando el ganado desde el cielo, en la finca se nota la presencia de Doña Dolores, alguien que consiguió que sus toros tuvieran el mismo carácter y la misma entrega que ella tenía en la vida.

La historia de los toros de Dolores se remonta a 1946 cuando adquirió esta ganadería Don José Castellano Duque de Don Eustaquio Parrilla. En 1949 se dividió la ganadería en dos lotes para sus hijos Don Julián y Don Antonio, siendo el lote de Don Antonio vendido a Don Pablo de la Serna Gil, con el hierro y divisas primitivos. En 1963 fue adquirida por Doña Pilar Fernández Cobaleda, que anuncia Campocerrado, variando el hierro. Eliminó lo anterior y la formó con reses de Don Atanasio Fernández y en 1971 fue adquirida por la Condesa de Donadío, que varió el hierro. En 1971 adquirió un lote de hembras de Don Atanasio Fernández, y en 1977 fue vendida a Doña Dolores Aguirre Ybarra. En 1979 adquirió al Señor Conde de la Corte un semental de nombre ‘Alí’, y otro llamado ‘Tamaris’.

Nuestro compañero Pedro Laforet visitó junto a la Asociación Taurina “El Quite” de Calasparra este lugar de culto para los aficionados toristas, inmortalizando con su objetivo estas preciosas instantáneas.

¡Viva el toro!

FOTOS: PEDRO LAFORET

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: