VUELVE EL #SUTULLENAYA PARA REIVINDICAR LA REHABILITACIÓN DE LA PLAZA DE TOROS DE LORCA

Las obras de reconstrucción de la plaza de toros de Lorca llevan casi 10 meses paralizadas. En enero hubo que cortar la rehabilitación del coso para modificar el proyecto inicial que no contemplaba el derribo de la totalidad de los tendidos fuertemente dañados por el terremoto que asoló la ciudad del sol en el año 2011.

Los técnicos del Ayuntamiento ejecutaron ese cambio del proyecto y lo enviaron a la Dirección General de Cultura de la Región de Murcia, organismo que debe de aprobar esa modificación para que la obra pueda llevarse a cabo.

Mientras, el Ayuntamiento aprobó una partida de 360.000€, para que las obras se reanudaran cuanto antes, en el mismo momento de recibir el visto bueno de la Dirección General de Cultura, dirigida por el Gobierno del lorquino Fernando López Miras.

Pero hasta la fecha no ha habido respuesta.

Los aficionados de Lorca están hartos y desesperados. Se piensa que la plaza de toros está siendo utilizada políticamente por el Gobierno de la Comunidad y por la oposición del Ayuntamiento de Lorca. Y es que el proyecto, inicialmente abierto por el anterior alcalde de la ciudad, Fulgencio Gil, del PP, está ahora en manos de Diego José Mateos, actual alcalde de Lorca por el PSOE.

¿Está retrasando la decisión la Dirección General de Cultura, dependiente del Gobierno de la Región, a la espera de que el PP vuelva al poder en Lorca?

El coso de Sutullena, como su torero Paco Ureña, parece que está predestinado a saltar un obstáculo tras otro.

Por lo pronto, ayer en Abarán se pudo ver la famosa pancarta del #SutullenaYa otra vez por los tendidos. Se abre otra batalla del Club Taurino de Lorca, que ya consiguió que la plaza de toros fuera tenida en cuenta cuando estaba olvidada y apartada de la escena de la recuperación de la ciudad tras el terremoto, logró que el Ayuntamiento la comprara y que iniciará una rehabilitación que parecía algo imposible.

La entidad que preside Juan Coronel ha vuelto a pintarse las rayas de guerra en la cara. Y ya saben, no paran hasta ganarla.

La Dirección General de Cultura tiene un problema y Fernando López Miras otro más de los muchos que ya tiene. Más les vale que abran el cajón y que le den vía libre al proyecto.

Eso sería apostar por la fiesta de verdad. Lo de las fotos, no nos sirve.

Fran Pérez @frantrapiotoros