LOS «JUANPEDROS» YA ESTÁN EN ABARÁN

Los toros de la ganadería de Juan Pedro Domecq ya descansan en los corrales de la plaza de toros de Abarán. Muy en tipo de la ganadería, 3 de pelo castaño y otros 3 de pelo negro, para el mano a mano que este domingo protagonizarán Rafael Rubio “Rafaelillo” y Paco Ureña. El festejo dará comienzo a las 17 horas.

La ganadería es una de las más conocidas del campo bravo español. Fue en 1930 cuando la adquiere don Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, quien la incrementa con dos lotes de eralas y cuatro sementales del Conde de la Corte.  Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio murió en 1937, haciéndose cargo de la ganadería su hijo D. Juan Pedro Domecq Diez, en su propio nombre y en el de sus hermanos, Pedro, Salvador y Álvaro, que luego formarían sus propias vacadas, tomando como punto de arranque la sangre originaria. En su haber hay que anotar la creación de su propio encaste adaptando el toro a su época y a su personal interpretación de la tauromaquia. Para ello se basó en una nueva definición de la bravura, la que llamó bravura integral, y que definió como la capacidad del toro para luchar hasta su muerte. En 1975, a la muerte de don Juan Pedro Domecq y Díez, pasó a su esposa e hijos y a partir de 1978 el hierro original y una parte de las reses a su hijo don Juan Pedro Domecq Solís. A la muerte de éste, en 2011, pasó la ganadería a su hijo Juan Pedro Domecq Morenés. Viene también con Parladé, el segundo hierro de la casa.

El Muletazo @elmuletazo