JOAQUÍN CABALLERO, PROPIETARIO DE LA PLAZA DE TOROS, CARGA AL AYUNTAMIENTO DE CALASPARRA TODA LA RESPONSABILIDAD DE LA NO CELEBRACIÓN DE LA FERIA Y CRITICA LA PASIVIDAD DE LAS ASOCIACIONES TAURINAS

Joaquín Caballero, administrador único de la empresa familiar “Ruedo La Caverina”, propietaria de la plaza de toros de Calasparra desde 1972, cofundador de la Feria Taurina del Arroz e impulsor de su desarrollo posterior, ha hecho llegar una carta a la redacción de este periódico digital expresando su opinión sobre la no celebración de la Feria Taurina del Arroz.

En el escrito, no hace mención a la voluntad o no de acometer las obras necesarias para poder obtener la licencia de actividad, de la que ha carecido siempre la plaza, y poder así explotar privada y libremente el coso, sin necesidad de autorización alguna por parte del ayuntamiento, hecho que ha impedido la celebración. Tampoco hace referencia a las ayudas directas e indirectas, económicas y de difusión, recibidas por parte del ayuntamiento y de las asociaciones taurinas aludidas a lo largo de la historia de la plaza de toros de Calasparra, y en particular, en los últimos años de su feria taurina, lo que ha elevado el prestigio del ciclo.

Reproducimos a continuación literalmente la carta recibida:

“Ha pasado la Feria de Calasparra. No se ha celebrado la Feria Taurina del Arroz. No sabemos lo que nos hemos perdido, sí sabemos que ha sido un hecho negativo para todos.

Pero el Ayuntamiento ha impuesto su poder. “Ruedo La Caverina” ha perdido.

Las organizaciones taurinas lo han asumido, ni una sola manifestación en contra. Hostelería, comercio en general, igual…Todos contentos sin los toros.

Pero ahora se preparan para hacer, en 2.022, la mejor feria taurina de todos los tiempos. ¿Y cómo va a ser eso? Si es en una portátil, dudamos que pueda ser la mejor. “La Caverina” está cerrada por su propia decisión.

Los toros y su feria taurina en Calasparra han sido creados y promovidos año tras año por la empresa privada. ¿Es bueno que desaparezca esa gestión privada? Para que la haga el Ayuntamiento es preciso que disponga de los medios adecuados. Suponiendo que éstos sean muy buenos gestores, ¿los próximos también lo serán? Cuando desaparezca esa gestión privada, ¿quién la va a recuperar?

Creemos que hay que ayudar, hay que apoyar toda esa historia taurina de la que Calasparra se sienta orgullosa. No hay que poner trabas. Son trabas a nuestro propio futuro.

Y es de dudosa legalidad hacer competencia taurina a una empresa establecida. Y desde luego poco serio usar la mentira para procurar el apoyo a una pésima decisión. Si no se corrige, nuestro prestigio taurino caerá sin posibilidad de recuperación.

Se gobierna para resolver problemas si los hubiese, no para crearlos.

Calasparra, pasada la Feria 2021”

EL MULETAZO