UREÑA SE UNE A LA TARDE TRIUNFAL DE CASAS IBÁÑEZ Y SALE A HOMBROS JUNTO A “eL jULI” Y MIGUEL ÁNGEL PERERA

Volvían las figuras a la localidad albaceteña de Casas Ibáñez este 28 de agosto en un festejo en el que El Juli, Miguel Ángel Perera y el lorquino Paco Ureña, en su único contrato en el mes de agosto, trenzaban el paseíllo. Con lleno en los tendidos, se lidiaba una corrida de Alcurrucén, hierro de la casa Lozano, promotora de la corrida de toros.

“Amoroso” se llamaba el primero de la tarde, un cinqueño animal que no planteó dificultades: astado noble, pero flojo. Faena pulcra, técnica y de máxima suavidad de “El Juli” que alargó aún más el recorrido del animal por ambos lados. Lo mató de una estocada un punto trasera y un descabello y cortó la primera oreja del festejo.

Mayor boyantía que el anterior tenía el segundo de la tarde, animal que se empleó en la única vara que recibió, metiendo los riñones y la cara abajo. Y tuvo largura el de Alcurrucén en la obra de Perera, ,que fue templada y sobre todo ligada. Enclasada embestida del animal, que tenía mayor picante que el que abrió plaza. Mató de estocada tendida y descabello y paseó oreja.

Oreja meritoria de Paco Ureña al tercero, un animal que salió punteando los capotes, sin pasar, y que luego entró hasta cuatro veces al caballo que hacía la puerta, buscando la querencia. Fue complicado banderillearlo, excepto en algún par en la querencia de toriles en el que se desplazó mejor. Toro probón, ante el que había que estar firme y templado. Terminó la obra de estocada trasera, que le hizo cortar un meritorio premio.

Un auténtico alboroto formó El Juli al cuarto de la tarde, animal que si bien no se definió en el capote se le comenzó a ver tras la vara la buena condición que tenía, porque metió la cara abajo y también los riñones. Faena que fue un auténtico compendio de mando, de poder y de temple. Le sacó el buen fondo que tenía por ambos lados. Se pasó al toro, que tenía máxima fijeza, por donde él quiso. A pesar de que pinchó arriba antes de una buena estocada, se le concedieron las dos orejas.

Otras dos orejas paseó Miguel Ángel Perera del quinto, un toro que no se definió en el capote pero ya dejó entrever lo que llevaba dentro en el corto puyazo, pero en el que se mantuvo con la cara abajo y empujando. Gran lidia de Curro Javier y excelentes pares de Javier Ambel. Cuando se le citaba de largo, el animal embestía con mucha franqueza y entrega, y tras pasarlo por ambos lados acortó terrenos Perera, algo que le costó más digerir al animal. Tras estocada caída, el presidente aceptó el doble premio tras la faena de profundidad de Miguel Ángel.

Ureña remató la tarde cuajando una sensacional faena a un colaborador colorado de Alcurrucén. El de Lorca tiró de su manual de pureza y dejó sobre el ruedo de la localidad albaceteña series de derechazos de mucha profundidad, rematados con bellos pases de pecho. Con la siniestra, bordó el toreo. Los naturales fueron delicados, sublimes, perfectos, llevando al animal largo. La plaza ardió en olés. La espada le jugó una mala pasada y la que iba para una faena de rabo, se quedó en tan sólo una oreja. Todo después de que el torero acertará a matar al tercer intento.

Ficha:

Plaza de toros de Casas Ibáñez (Toledo). Sábado 28 de Agosto de 2021. Corrida de Toros.

Toros de Alcurrucén.

Julián López “El Juli”: Oreja y Dos Orejas con petición de rabo.

Miguel Ángel Perera: Oreja y Dos Orejas.

Paco Ureña: Oreja y Oreja.

Entrada: Lleno en el aforo permitido.

Fotos: María Vázquez

@ELMULETAZO