“RAFAELILLO” OVACIONADO EN SU REENCUENTRO CON LOS MIURAS EN CUÉLLAR

La localidad segoviana de Cuéllar acogía, este 20 de junio, la segunda de su Feria taurina, una corrida de toros con el hierro de Miura en la que hacían el paseíllo López Chaves, Rafaelillo y Javier Herrero.

Este festejo suponía el reencuentro de “Rafaelillo” con los toros de Miuras después de que en el año 2019 fuera herido de extrema gravedad en Pamplona por un toro de este hierro que tanta gloria y honor le ha dado a su carrera.

El primer toro de Miura de nombre “Limosnero” le recordó al murciano lo endiablado de esta sangre brava. El burel de Zahariche fue durísimo y entre la mala lidia de los primeros tercios se hizo el rey del ruedo. Saltó al callejón en el tercio de banderillas sembrando el pánico entre los profesionales que allí se encontraban. Ya antes había barbeado las tablas. Con una condición huidiza, entró hasta cinco veces en los dos caballos. Consiguió Rafaelillo poner al público de acuerdo en tres series de mucho mérito, pero no estuvo acertado con la espada. Fue ovacionado el torero y escuchó palmas excesivas en el arrastre el manso toro.

Faena de López Chaves de mucha disposición al segundo, pasándolo por los dos pitones al flojo y soso de Miura, al que comenzó labor con pases por alto agarrado a tablas. Basó su faena en la mano derecha. Mató de pinchazo y estocada entera ante un animal que se amorcilló. Oreja.

El tercero de la tarde lo recibió Javier Herrero por verónicas. Entró en dos ocasiones al caballo, viniendo de largo al peto. Fue mal lidiado por las cuadrillas. En faena, el diestro fue cogido de forma dramática sin consecuencias aparentes. Repuesto tras unos minutos, logró volver a la cara del toro, pero nada pudo hacer ante su deslucida condición. Mató de tres pinchazos y estocada baja. 

El cuarto fue tan bonito como complicado. El sardo, siempre con la cabeza alta, fue toda una prenda con la que “Rafelillo” tuvo que desempolvar toda la cátedra estudiada con estos toros a lo largo de ya casi 25 años de alternativa. Valiente y firme lo dio todo, pero el bicho miureño no quiso contribuir al triunfo.

La lidia del quinto fue emocionante de principio a fin. El Miura se acordó de la mejor versión de la ganadería y dio juego en todos los tercios de la lidia. Lagrimones de alegría entre la afición que se partió la camisa en el tercio de varas y en el de banderillas. Con la muleta López Chaves estuvo muy digno, sacando pasajes al natural de gran belleza que fueron jaleados por un público agradecido. Todo estaba para las dos orejas pero el mal uso de la espada lo dejó todo en una ovación.

Buen recibo capotero de Javier Herrero al sexto de Miura, un animal repetidor. Faena de mucho tesón basada en el lado derecho ante otro toro bronco y difícil. El torero resultó golpeado al entrar a matar, haciéndolo de dos pinchazos, una estocada entera tendida y un descabello. Fue ovacionado. 

FICHA:

Plaza de toros de Cuéllar (Segovia). Domingo 20 de junio. Segunda de Feria. Corrida de toros.

Toros de Miura, de buena presencia y desiguales de juego.

Rafaelillo: Ovación y Silencio.

López Chaves: Oreja y Ovación.

Javier Herrero: Silencio y Ovación.

Fotos: Ivi Martín