EL TORERO MURCIANO EMILIO SERNA VÍCTIMA DE LA PICARESCA QUE DESTROZA LA FIESTA DE LOS TOROS

En esto del mundo del toro siempre existe la picaresca. Personajes que se aprovechan de las personas, de los toreros, de los chavales que empiezan, de los ganaderos (….), con el fin de ganar dinero. Eso es lo que le ha sucedido al torero murciano Emilio Serna en Perú. Sin saberlo, un ganadero lo anunció en un espectáculo de pago, cuando en realidad lo que le dijo al torero es que iba a participar en una tienta privada. Lógicamente, Emilio Serna está muy disgustado por la situación. Al conocer las intenciones del ganadero por las redes sociales se borró de dicho espectáculo al determinar que se estaba utilizando su imagen para darle publicidad a un evento de dudosa reputación que no cumplía con las normas sanitarias impuestas por el gobierno de Perú.

El torero de Las Torres de Cotillas ha lanzado el siguiente comunicado al respecto:

“En la mañana del viernes 15 de enero, se puso en contacto con mi persona el representante de la ganadería San Valentín, Señor Walter Morales, para extenderme la invitación a un tentadero de becerras y la lidia y muerte a puerta cerrada de un novillo del mencionado hierro. Desagradable fue mi sorpresa al encontrar en redes sociales publicidad anunciando como festival taurino y tienta pública la labor de campo a la que fui invitado, desvirtuando totalmente la naturaleza de mi participación.

Respetuoso de la normativa y exigencias sanitarias, no puedo permitir que se anuncie mi nombre y participación en un evento que no presenta un protocolo aprobado por las autoridades, ni prestarme a ser parte de cualquier situación que represente una falta a la legalidad. Del mismo modo, se suma a este comunicado el aficionado José Ignacio Bullard, quien también ha sido sorprendido viéndose anunciado en este programa, rechazando tajantemente ambos nuestra participación.

Somos conscientes de la situación sanitaria y, aun cuando nuestro deseo es darle continuidad y volver a disfrutar de nuestra fiesta brava, debemos mantenernos dentro de la formalidad necesaria para poder atenuar esta pandemia y volver como se debe, por la puerta grande”.

Entre tanto Emilio Serna sigue con sus entrenamientos de cara a afrontar con las mayores garantías sus compromisos en la temporada 2021. Esta vez ha tentado en la ganadería peruana de Camponuevo, propiedad de Rafael Puga, descendiente de una familia identificada desde hace décadas atrás con la fiesta taurina, está vez sin sobresaltos de última hora. Afortunadamente, como este ganadero que posee vacas de sangre Juan Pedro Domecq, sigue habiendo gente que respeta a los toreros y a la fiesta de los toros en general. Sería una pena que esta maravillosa fiesta de los toros quedara manchada por las actitudes nefastas de unos pocos. No pueden pagar justos por pecadores.

Estas fueron algunas instantáneas del tentadero captadas por las cámaras de Lula Cebrecos y Lucho Herencia.

@elmuletazo