ELOY FERNÁNDEZ, ABOGADO DE UNA DE LAS VÍCTIMAS DEL PRESUNTO AGRESOR DE LA ESCUELA TAURINA DE MURCIA: “PIDO POR FAVOR QUE SE TRATE EL TEMA CON DELICADEZA Y QUE NO SE SEÑALE A LAS VÍCTIMAS”

Sigue la lidia en el ruedo de la “Operación Estoque”. El caso sigue investigándose e instruyéndose en los juzgados de Murcia y promete seguir dándonos sorpresas desagradables. Y es que los presuntos hechos del profesor detenido de la escuela taurina han conmocionado a la Murcia Taurina que desea con todas sus fuerzas que este asunto se aclare, y si se prueban los hechos, que la justicia actué en consecuencia.

Eloy Fernández, abogado de una de las víctimas que sufrió las presuntas agresiones del profesor en prisión preventiva, ha sido el último en hacer declaraciones públicas sobre el caso.

Lo ha hecho en el programa “Código 112”, que dirige Alejo J. Lucas en La 7 Región de Murcia.

El letrado ha respondido a las declaraciones del abogado de la defensa, Manuel Martínez, en las que dice que su representado se declara absolutamente inocente de los hechos investigados: “Estamos hablando, siempre con la presunción de inocencia por delante, de unos delitos de una gravedad extraordinaria, ya no solo de actitudes soeces o poco adecuadas, sino de delitos realmente graves”.

Eloy Fernández añade: “Los elementos probatorios son innumerables, ya no solo por la agresión sexual que se habría cometido contra mi cliente, sino por la sufrida por muchos otros menores de edad”.

En cuanto a las declaraciones del abogado del investigado con respecto a la labor de su cliente en la escuela taurina, si era profesor o no de pleno derecho de la institución, el abogado de una de las victimas contesta:  “El abogado de la defensa está en su legitima estrategia procesal. El hablaba de un señor sexagenario, soez, vulgar…… El será sexagenario, pero las víctimas son de muy corta edad y el trauma que les ha podido generar a la mayoría los hechos que se están instruyendo en la causa son de una  gravedad realmente extraordinaria”

La defensa del investigado se agarra a la disparidad de  muchos de los testimonios y dice que hecho de que haya un tratamiento psicológico por parte de algunas de las víctimas no quiere decir que se haya producido ese hecho delictivo. A lo que Eloy Fernández responde:  “Ya sería bastante casualidad que en el orden de 10-15 afectados que a día de hoy se tiene conocimiento y sin duda podrían salir algunos más, todos ellos tengan la necesidad de acudir al psicólogo o al psiquiatra por motivos anteriores a sufrir los presuntos actos del investigado”. Y añade: “El origen está claro. Las consecuencias esperamos que se desarrollen de la mejor manera posible, que el trauma no sea grande y que puedan salir de esto”.

Preguntado por su conocimiento sobre como ejercía la educación taurina en la escuela Taurina de Murcia el letrado dice: “La posición de control, de dominación, del investigado sobre sus víctimas es evidente. Imaginemos cualquier profesor y el control que puede tener sobre sus alumnos, el jefe que puede tener una empresa… En este caso él decidía, él organizaba, él mandaba vamos a ver si con la complicidad de la escuela taurina o no, eso está por ver, pero desde luego está claro que él tomaba la decisiones de quien toreaba, de quien no toreaba, de quien viajaba, de quien no viajaba… Su posición de control de prevalencia es evidente”.

La camilla encontrada en la casa del detenido, donde presuntamente ejercía masajes sin titulación para ello, también está siendo motivo de disputa: “Se habló por parte del abogado de la defensa de una camilla como un elemento probatorio no definitorio. No lo es, es un elemento importante, pero es un elemento más. Muchos de los presuntos delitos que se habrían cometido se han hecho no solo en el domicilio del investigado sino también en la propia plaza de toros. Con lo cual, los elementos probatorios son muy importantes y son de un número muy elevado”.

Sobre cómo terminará la desagradable “Operación Estoque”, si será un pequeño toque penal o terminará todo en un juicio con luz y taquígrafos el abogado que defiende a una de las víctimas expresa: “Es muy pronto todavía, hay que ser muy prudentes, estamos todavía instruyendo y se  está investigando. Hay que determinar si es el único responsable o si hay otros responsables, que tipo de responsabilidad tendrían…”

En cuanto a esas personas que podrían saber los desagradables actos del profesor detenido y no alertaron de ellos, Eloy Fernández comenta: “El código penal prevé la figura del encubrimiento. Habla también de la complicidad como una forma de participación en el delito y desde luego señala una responsabilidad civil evidente para ciertas personas naturales o jurídicas que podrían amparar a quien ha cometido un delito. El caso es que es muy pronto, se va a instruir, se va a investigar, pero si así ha sido tendrán que responder ante la justicia”

Fernández también ha querido hablar sobre su conocimiento del estado de animo de las víctimas: “Son sentimientos encontrados. Por una parte tienen cierto alivio, pero por otra ya digo que lo importante para las víctimas, para sus familias y para su entorno es dejar esto atrás y poder continuar con la vida de la mejor manera posible”

Para finalizar, Ely Fernández hace un llamamiento: “Pido a la sociedad en su conjunto y a quien tenga conocimiento particular de alguna de estas víctimas que por favor trate el tema con delicadeza, que se sea prudente, que no se señale a estas víctimas, porque no todas, de hecho prácticamente ninguna, quiere que se le reconozca y estar señalado por la calle. Pido por favor prudencia a todos por la extrema gravedad de los hechos”.

@elmuletazo

Fuente: Código 112 7RM