LAS INVESTIGACIONES DE LA “OPERACIÓN ESTOQUE” TAMBIÉN APUNTAN A DIRECTIVOS CONCRETOS DE LA ESCUELA TAURINA DE MURCIA

El “Caso Estoque” sigue investigándose en la fiscalía y en las dependencias de la Policía Nacional. Estos últimos habrían apuntado en los atestados que cierran estos días, que pese a que la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia manifestó que no conocía los hechos delictivos que se le imputan al profesor de la misma que se encuentra en prisión preventiva, tienen claros indicios de que si había conocimiento de ellos, basándose en las declaraciones que les han ido ofreciendo los alumnos de la escuela y sus padres, que habrían comunicado a los miembros de la junta directiva las actitudes poco adecuadas del presunto agresor.

En el atestado de la Policía Nacional se recoge que varios padres de los alumnos de la escuela habrían coincidido en señalar en sus testimonios que la directiva de la Escuela Taurina habría recibido en torno al año 2016 una carta anónima en la que se señalaba la manera en la que ejercía la enseñanza taurina J.M.O, además de dar cuenta de informaciones y rumores que apuntaban a que se estaba propasando con los alumnos.

Según fuentes policiales, la reacción de la Escuela y de sus directivos fue la realización de una reunión con los padres y tutores de los alumnos que estaban en la escuela en aquella época, que estuvo presidida por su director artístico, Pepín Liria, flanqueado por dos miembros de la escuela y por el profesor acusado.

La reunión, según se indica en el atestado de la Policía Nacional, habría sido caliente por la actitud altiva de algunos directivos. En ella ningún progenitor de los alumnos se manifestó sobre el contenido de la carta anónima y se cerró con la orden de los directivos de la escuela a los padres de acabar para siempre con los entonces “rumores” malintencionados.

La investigación también se centra en el testimonio personal que algunos directivos de la escuela habrían conocido de parte de los alumnos y sus padres en el que se detallaban las actitudes poco afortunadas del profesor de la escuela taurina de Murcia.

Por este motivo, según ha podido saber ElMuletazo.com no se descarta que se produzca la imputación de algunos miembros de la Junta Directiva.

Por otra parte, sigue estudio del contenido de los cuatro teléfonos móviles intervenidos al sospechoso, en los que los policías han hallado material pornográfico presuntamente elaborado por el presunto agresor, quien habría grabado imágenes de los contactos sexuales con sus alumnos. Este material, podría haber sido compartido a través de un canal de internet radicado en Irlanda, y sobre el cual existirían datos de que estaría gestionado por él.

Según informa Ricardo Fernández en La Verdad, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia, Olga Reverte, ha requerido a los responsables de Google Irlanda para que informen sobre quién se encuentra detrás del mismo.

Este hallazgo de los investigadores de la Policía Nacional podría haber motivado otro registro en casa del acusado en el que se habría requisado más material informático.

La jueza además tiene pruebas suficientes para afirmar que el acusado era profesor de la escuela de Murcia y no un simple colaborador. En su aura afirma que «los perjudicados relatan claramente que era su profesor, que no había otro».

Por eso denegó a la escuela su petición de personarse como acusación particular. Decisión que ha recurrido el abogado de la escuela, José María Caballero. El letrado insiste en que se les permita personarse, aunque sea con la doble condición de supuestos responsables civiles y perjudicados.

@elmuletazo

Fuente: Diario La Verdad